La Fiscalía de Medio Ambiente abre diligencias de investigación penal por el caso Viviar

0
134

Viviar 2013bLa Fiscalía de Medio Ambiente ha abierto diligencias de investigación penal sobre los laboratorios destruidos y abandonados de la empresa farmacéutica Viviar en el polígono de l’Andana en Paterna con el fin de depurar responsabilidades.

El portavoz municipal de Compromís en Paterna, Juanma Ramón, Paterna, ha señalado al respecto que espera que con esto se pueda “determinar quién es el responsable de que los residuos tóxicos, que están al alcance de cualquiera, todavía no se hayan retirado”.

Desde la coalición han explicado que se ha admitido a trámite la denuncia que presentaron en Fiscalía en octubre, en la que alertaban de que el estado de la empresa química de l’Andana supone un grave riesgo para la salud humana y el medio ambiente.

“Un peligro tóxico que se incrementa si pensamos en las instalaciones que hay junto a Viviar, como son otra industria química y una planta de gas líquido”, ha remarcado Ramón.

Además, en la denuncia también solicitaban que la Fiscalía tomara las medidas correspondientes para que las administraciones competentes retiraran subsidiariamente los residuos, para reducir urgentemente los riesgos.

“Y, evidentemente”, ha remarcado el portavoz, “le pedimos a la Fiscalía que se abrieran las diligencias previas pertinentes para depurar las responsabilidades administrativas y o/penales derivadas de la acción u omisión que han acabado en una situación que puede ser constitutiva de delito contra la salud y el medio ambiente”.

Según el edil, “ni Ayuntamiento de Paterna ni conselleria de Medio Ambiente son conscientes del grado de peligrosidad que hay flotando en el lugar de la empresa farmacéutica” y ha hecho hincapié en que se desconoce “qué puede haber en el subsuelo, puesto que hay depósitos subterráneos con líquidos tóxicos de los cuales se desconocen las condiciones en qué están, si tienen grietas y, en este caso, si los líquidos podrían haber penetrado en el subsuelo”.

La coalición ha recordado que llevan desde julio de 2012 denunciando esta situación, así como que en ese momento se recibió una resolución judicial en el Ayuntamiento de Paterna en la que el juez dictaba que se tenía que actuar de inmediato, retirando el material tóxico y peligroso.

“No se hizo nada y la situación ha evolucionado al desastre, convirtiéndose en el Fukushima particular de este municipio. Ahora con los indicios de delito ambiental que ha visto la Fiscalía, quizás lleguemos a ver alguna solución para proteger a la ciudadanía y el pueblo de Paterna, además de depurar las posibles responsabilidades de las administraciones competentes”, ha concluido Juanma Ramón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here