La EMT confirma que Mislata y Alboraya se quedarán sin servicio a partir del 5 de noviembre

0
21

La dirección de la Empresa Municipal de Transportes de Valencia (EMT) ha confirmado que, a partir del día 5 de noviembre, dejará de ofrecer servicio a los municipios de Mislata y Alboraya con la reducción de las líneas 7 y 31, respectivamente.
La modificación del itinerario de estas dos líneas hará que los autobuses se circunscriba al término municipal de la capital por lo que la línea 7 no entrará en Mislata y, la 31, no llegará hasta el barrio de la Patacona. Los intentos de ambos municipios por evitar que el Ayuntamiento de Valencia dejara de prestar este servicio han resultado infructuosos y, de momento, la alternativa ofrecida por la Agencia Valenciana de Movilidad, con un autobús lanzadera que enlace con la EMT ya en término de Valencia, no ha convencido a ninguno de los dos consistorios.

De hecho, la portavoz del gobierno municipal de Mislata, Mª Luisa Martínez, ha mostrado su malestar y “una razonable sensación de que nos están tomando el pelo desde la Generalitat” tras el cruce de informaciones contradictorias entre el comité de empresa de EMT y la AVM.

“Nos proponen que firmemos un convenio para hacer un transbordo fantasma, que en la práctica sería irrealizable y estafaría a los usuarios, que seguiríamos sin autobús”, ha explicado Martínez.

El pasado lunes, la Agencia Valenciana de Movilidad presentó un convenio a Mislata para que la empresa Fernanbús supliera el servicio de la EMT hasta el límite con el término municipal de Valencia, “donde los usuarios pueden acceder a los autobuses de la línea 7 sin tener que pagar otro billete”, según detalla el comunicado de la AVM.

Sin embargo, el Comité de Empresa de EMT anuncia la modificación de los itinerarios a partir del próximo mes de noviembre y, para sorpresa del Gobierno de Mislata, la línea 7 sólo llegará hasta el Mercado Central, con lo que el trayecto hasta el límite territorial con Mislata también desaparecería.

Al hilo de esta información, Martínez Mora ha asegurado que “detrás de la decisión de eliminar la EMT en Mislata sólo existen motivos políticos y territoriales”. Para la portavoz y concejala de Presidencia, “confirman que todo estaba premeditado y que la decisión era unilateral”.

Por su parte, el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, se ha puesto en contacto con los responsables de la Agencia Valenciana de Movilidad para solicitar una reunión urgente, tras conocer el “absoluto engaño y la tomadura de pelo que habían presentado en forma de convenio”. Y ha explicado que “los mislateros quieren una solución urgente ante las decisiones contradictorias entre la AVM y el comité de empresa de EMT”.

Asimismo, el alcalde convocará la próxima semana a los agentes sociales del municipio, como ya lo ha hecho a lo largo de la negociación, para conocer la opinión de la ciudadanía ante estas decisiones.

El “peor servicio”

Por otra parte, el sindicato UGT ha asegurado que esta reducción de líneas crea el “peor servicio que nunca se ha prestado por la EMT a la ciudad de Valencia” y ello, “a pesar de que los trabajadores aceptamos y estamos sufriendo por mayoría una reducción de salario muy importante para que se dieran garantías de empleo y porque el servicio de EMT que prestamos a los ciudadanos no se viese afectado con más recortes”.

“Pero a pesar de ello, la Dirección de Empresa se ha propuesto que EMT sea el peor servicio que presta una ciudad a sus ciudadanos. Casi estamos a punto de batir un nuevo récord: el de menos usuarios transportados por EMT, menos de 82 millones de usuarios, cuando la gestión hace pocos años nos daba 118 millones transportados”, lamentan desde la sección sindical.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here