La empresa gestora del complejo deportivo de Parc Central debe más de 1 millón al Ayuntamiento

0
75

Torrent. Parc Central. Piscina

La empresa gestora del complejo deportivo de Parc Central adeuda al Ayuntamiento de Torrent más de 1 millón de euros. Una importante cifra que responde a la deuda acumulada por incumplimiento del pago de 220.000 euros por el canon anual, a lo que hay que sumarle 800.000 euros de inversión en reparaciones de deficiencias en las instalaciones que hay que llevar a cabo, tal y como ha valorado una auditoria técnica.

La empresa también debe al consistorio un total de 24.000 euros por incumplir el convenio del parking de las instalaciones, lo que ha provocado que a partir del próximo 1 de enero la Fundación Deportiva Municipal deje sin efecto el convenio con la adjudicataria.

Esta medida perjudicará considerablemente a los abonados, ya que dejarán de poder acceder gratuitamente al aparcamiento de las instalaciones deportivas, una consecuencia que contrasta con la que viven a día de hoy otras entidades las cuales cumplen rigurosamente las condiciones estipuladas en el convenio del parking y sus beneficiarios seguirán haciendo un uso gratuito de este servicio.

La empresa concesionaria de la gestión ha solicitado que se produzca una rebaja en el canon  anual, “una petición que no es posible llevar a cabo ya que sería necesario licitar la gestión de nuevo, pues supone una modificación sustancial del contrato y por ley así debe hacerse”, ha destacado el concejal de Deportes, Enrique Carratalá.

Este complejo deportivo, que fue inaugurado hace siete años por el anterior gobierno socialista con un coste total de 20 millones de euros, presenta deficiencias y problemas de base desde su construcción, como es el caso de la filtración de agua que se produce en el parking subterráneo. La lluvia traspasa hasta el sótano provocando que se encharque y que a largo plazo aparezcan humedades en las paredes.

Sin embargo, existen problemas producidos por el uso, el paso del tiempo y la falta de mantenimiento que sí que corresponde a la empresa adjudicataria y que el concejal de deportes, Enrique Carratalá, reclamó a la entidad gestora que las subsanase. Un ejemplo es el deterioro que presentan algunas de las sillas de las gradas que a día de hoy siguen sin reponerse o el mantenimiento de la fachada de madera del edificio que por el efecto del paso del tiempo también se encuentra muy estropeada. “Este conjunto de deficiencias deben solventarse para dar el buen servicio que merecen los abonados, aunque no impidan que el complejo deportivo continúe en funcionamiento”, según Carratalá.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here