La Dirección General de Patrimonio se compromete con la restauración de la Torre de Espioca de Picassent

0
1900

Tras la reunión mantenida el pasado 22 de febrero y a instancias de la alcaldesa de Picassent, Conxa García, el subdirector general de Patrimonio, Antonio Bravo, ha visitado la Torre de Espioca junto a técnicos de este área, para proceder a la redacción y posterior ejecución de un proyecto de restauración.

La Torre de Espioca se encuentra incluida en el inventario de Bienes de Interés Cultural (BIC) elaborado por la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunitat Valenciana. En la actualidad, y tras las actuaciones realizadas tanto por parte del Ayuntamiento como las llevadas a cabo por parte de personas particulares, la actual Dirección General ha ordenado a los propietarios una serie de medidas urgentes para asegurar la estabilidad de la construcción y frenar el avance de las patologías que la ponen en peligro de derrumbe.

“Llevamos dos años esperando los trámites necesarios para que los propietarios cumplan con el obligado deber de conservación de este BIC y realicen las medidas urgentes impuestas por Patrimonio para detener el deterioro de la Torre. Pero, lo de que de verdad hace falta, es que se ejecute su restauración sin más dilación y es lo que ya pedimos en su momento a la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga y a su subdirector, Antonio Bravo. Por ese motivo se ha visitado este conjunto monumental para estudiar dichas actuaciones”, ha afirmado al respecto la alcaldesa del municipio, Conxa García.

Durante la visita, el subdirector general, Antonio Bravo, ha estado acompañado por el concejal de Cultura, Jaume Sobrevela, la concejala de Urbanismo, Lola Albert, y el representante de la familia propietaria de la Torre, Pepe Soler, quien ha facilitado el acceso a la edificación. In situ, han hecho una primera toma de contacto visual de este BIC, analizando su situación, emplazamiento y estado actual. Todos han coincidido en tomar medidas de actuación urgentes, dado el deterioro que ésta presenta. Tras esta primera lectura exhaustiva, la Conselleria ha adquirido el compromiso de realizar un estudio de valoración en el que se incluirán un listado de las actuaciones a realizar para que esta torre musulmana siga destilando historia por sus cuatro costados.

El Ayuntamiento confía ahora en que el compromiso de la Dirección General con la restauración de la Torre sea firme y se atienda así a una reivindicación histórica de los vecinos y vecinas de Picassent que sienten como el emblema de la Torre les pertenece aunque su titularidad sea de carácter privado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here