La Diputación presenta un renovado PPOS con 34 millones para los ayuntamientos y menos trámites administrativos

0
293

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, la vicepresidenta, Maria Josep Amigó, y el diputado de Cooperación Municipal, Emili Altur, han presentado esta mañana el conocido hasta ahora como Plan Provincial de Obras y Servicios (PPOS) para 2017. La institución provincial dará 34 millones de euros a los ayuntamientos y otro millón a las mancomunidades. Junto a ellos, otros 41 millones en el Fondo de Cooperación Municipal que financia también la Generalitat. En total, este año los municipios recibirán una inyección de 75 millones de euros.

De ellos, los 34 del plan provincial serán para inversiones mientras que los correspondientes al Fondo de Cooperación Municipal podrán destinarse también al pago de gasto corriente o a la financiación de servicios municipales, a voluntad de los municipios.

En la edición anterior del PPOS, el primero que diseñó el nuevo Gobierno provincial, se aglutinaron todos los planes que se realizaban habitualmente y que iban dirigidos a obras concretas -como reparación de caminos rurales, inversiones en núcleos y barrios diseminados o instalaciones deportivas- y se dejó libertada a los ayuntamientos para que decidieran en qué invertir el dinero. Así, se consiguió multiplicar el presupuesto destinado a este plan y se modificaron los criterios para repartirlo entre los diferentes municipios.

Se optó por criterios objetivos como el número de habitantes, la superficie del término municipal o la presencia de núcleos urbanos diseminados. En esta edición, se ha decidido que, del total presupuestado, el 34% será para una cantidad mínima fija para todos los municipios; otro 34% se repartirá en función de la población; un 10% según la superficie; otro 10% en función de la tas de paro; un 4% por la existencia de núcleos habitados diseminados; otro 3% según si el ayuntamiento ha firmado el Pacto de Alcaldías, y, por último, el 9% del presupuesto se repartirá en función de los costes ejecutivos de gestión.

Una de las principales novedades del Plan de este año es que se han reducido los trámites administrativos lo que, según Altur, podría reducir el plazo para el inicio de las obras hasta tres meses en algunos casos. Se ha eliminado, por ejemplo, el trámite del acta de replanteo y será suficiente con el acta firmada por el secretario municipal. Dadas estas facilidades, se ha limitado el número de prorrogas para ejecutar a las obras a una sola.

Rodríguez ha destacado que esta edición del PPOS refleja “el trabajo bien hecho” de la administración provincial y de los ayuntamientos a los que el gobierno provincial ha querido otorgar la “autonomía que merecen” para decidir cuáles son sus necesidades y dónde es mejor invertir el dinero de la Diputación.

El presidente ha anunciado que, a partir de ahora, el Plan Provincial de Obras y Servicios cambia de nombre y pasará a denominarse Servicios y Obras Municipales, SOM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here