La Diputación impulsa una campaña de sensibilización ambiental para promover el mantenimiento y conservación del litoral

0
269

Aprovechando el periodo estival, la Diputación de Valencia ha puesto en marcha una nueva campaña de sensibilización ambiental con el propósito de fomentar una actitud proactiva de la ciudadanía en la conservación del litoral. Esta se articula a través de la organización de una feria ambiental con talleres y diversas propuestas lúdicas, que ha sido presentada por la vicepresidenta de la corporación provincial, Maria Josep Amigó, el diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, y la alcaldesa del Puig de Santa Maria, Luisa Salvador, en el paseo marítimo de esta localidad de l’Horta Nord.

Bajo el lema Por unas playas sostenibles, esta iniciativa pretende complementar las tareas de limpieza de playas y conservación del litoral que se efectúan desde el servicio de Medio Ambiente. Varias actividades permiten mostrar a los participantes cuáles son las actitudes y los comportamientos sostenibles que hay que tener para mantener y poder disfrutar de estos entornos naturales, además de paliar los efectos del cambio climático.

Amigó ha destacado que “resulta muy gratificante comprobar cómo mediante el entretenimiento nuestros niños y niñas son capaces de tomar conciencia de la importancia de cuidar nuestro entorno natural y, más en concreto, nuestras playas”. La vicepresidenta ha instado a la ciudadanía a realizar “un pequeño esfuerzo en nuestras acciones del día a día con el fin de contribuir a la lucha contra el cambio climático, el calentamiento global y la preservación de nuestro litoral”.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort ha explicado que mediante este tipo de iniciativas “tratamos de aportar un valor añadido a los trabajos de limpieza y mantenimiento de playas que se llevan realizando desde este departamento”. Bort ha incidido en que las actividades propuestas “están especialmente enfocadas a los jóvenes, porque tienen una capacidad de incidencia muy relevante en el cambio de comportamientos, entre sus iguales y también entre los más mayores”.

La campaña gira en torno “a la lucha contra el cambio climático y su mitigación”, dado que “es en la playa donde sus efectos se visibilizan de una forma más inminente y perniciosa”, ha apuntado el diputado.

En última instancia, la alcaldesa del Puig de Santa Maria, Luisa Salvador, ha agradecido al Área de Medio Ambiente “su voluntad por traer una campaña de sensibilización ambiental de estas características hasta nuestra localidad”, al mismo tiempo que ha considerado que este tipo de iniciativas “resultan fundamentales para generar una sensibilidad especial orientada al cuidado y mantenimiento de nuestros entornos naturales”.

Los sistemas dunares y la posidonia

Mediante esta iniciativa se informa de los trabajos que realiza la sección de playas del Área de Medio Ambiente y se explica la importancia de mantener los sistemas dunares y la adecuada gestión de las praderas de Posidonia oceánica para la protección natural de la costa. Además, se dispone de un termómetro gigante agente dinamitzador y de cinco carpas con talleres didácticos que de forma lúdica muestran a los participantes varios de los riesgos que amenazan a nuestro litoral.

En las dos primeras actividades que conforman esta feria de sensibilización ambiental los participantes conocen algunas de las causas y consecuencias del cambio climático, como el aumento del nivel de mar. También se explica el incremento de la sequía y la relación de ésta con la desertificación del territorio.

Una tercera propuesta se centra en la necesidad de hacer un consumo responsable del agua y contribuir al cambio energético, con una clara apuesta por las energías renovables, las cuales tienen una incidencia menor sobre el medio ambiente. En este apartado, los participantes tienen la ocasión de calcular su huella de carbono diaria, es decir, medir el impacto de cada una de nuestras actividades sobre el medio ambiente, particularmente en el cambio climático.

Posteriormente se aborda la importancia y vulnerabilidad del ecosistema litoral. Se analiza el aumento de medusas, la presencia cada vez mayor en nuestras costas de algunas especies de tortugas y la vulnerabilidad de estas especies ante el incremento de la temperatura y del volumen de plásticos; se explica la importancia de la posidonia oceánica como sumidero de CO2 y cómo el propio cambio climático y algunas formas de pesca poco sostenibles degradan estas praderas.

Asimismo, se reparten ceniceros reutilizables para la recogida de los residuos más pequeños y se da información sobre la especial toxicidad de las colillas cuando éstas entran en contacto con el mar por la gran cantidad de metales pesados que contienen, los que se transmiten a los peces, y estos también al resto de la cadena trófica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here