La Diputación destina 550.000 euros para ayudar en los ayuntamientos adheridos al Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía

La Diputación ha aprobado el nuevo Programa de subvenciones Pacto de las Alcaldías por el clima y la energía 2016, por el que se compromete a promocionar la adhesión de los municipios de la provincia y a prestarlos apoyo financiero y técnico para el desarrollo de los compromisos que adquieran los municipios con su adhesión.

josep bort pacte de les alcaldies pel climaEste Programa se aprueba como consecuencia del convenio subscrito entre la Diputación de Valencia y la Dirección general de Energía de la Comisión Europea, para actuar como coordinador territorial del Pacto de Alcaldes en la provincia, aprobado por acuerdo de la Junta de Gobierno de 16 de febrero de 2016.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha señalado que “esta iniciativa ha despertado un gran interés entre los municipios valencianos, puesto que desde el pasado mes de febrero hasta la fecha, se ha incrementado la participación de 17 a 123 municipios adheridos en la provincia de Valencia”

Podrán acceder a las ayudas los municipios con una población inferior a 50.000 habitantes y que estén adheridos al Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía 2030. La financiación por parte de la Diputación será de entre el 70 y 100%, en función de la población, del coste total de la actuación y, en el caso de la modalidad C, será del 80% del coste de la actuación en todos los casos.

“Asumimos los retos establecidos por la Comisión Europea y trabajaremos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de nuestros municipios en más de uno un 40% para el 2030, mejorar la eficiencia energética y fomentar el uso de energías sostenibles” ha concluido Bort.

Modalidades del programa

Dentro del Programa de subvenciones hay tres modalidades que los ayuntamientos podrán solicitar en función de su situación. En la modalidad A, tendrán que realizar el Inventario de Emisiones de Referencia (IER), Evaluación de Riesgos y Vulnerabilidades derivados del cambio climático (ARVCC) y Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (PACES), para los municipios adheridos que todavía no han hecho estos trabajos.

La modalidad B incluye la adaptación en el nuevo Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía 2030 consistente en la elaboración de la Evaluación de Riesgos y Vulnerabilidades derivados del cambio climático (ARVCC) y redacción de un nuevo Plan de Acción (PACES) que contemplo una reducción de emisiones de CO2 del 40% desde el año de referencia hasta el 2030, para los municipios que tienen un plan de acción relativo al pacto 2020 y que quieren adaptarse al nuevo pacto 2030.

Por último, dentro de la modalidad C, la Diputación subvencionará la realización, por parte del municipio, de actuaciones previstas en el Plan de Acción para la Energía Sostenible (Pacto 2020) o en el Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible (Pacto 2030), para el municipios que quieren desarrollar alguna actuación contemplada en su plan de acción, tanto si se del pacto 2020 como 2030.

El Pacto de las Alcaldías

En 2008, la Comisión Europea lanzó la iniciativa denominada el “Pacto de los Alcaldes”, por el que los municipios se comprometían formalmente a una reducción en su ámbito de las emisiones de CO2, al menos del 20% hasta el 2020. El 15 de Octubre de 2015, la Comisión Europea propuso el nuevo “Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía 2030”, en el cual el objetivo de los municipios es reducir al menos un 40% los gases de efecto de invernadero de aquí a 2030, así como promover la adopción de medidas conjuntas para la atenuación del cambio climático y la adaptación a él.

Para traducir su compromiso político en medidas prácticas y proyectos, los firmantes del Pacto tendrán que preparar un Inventario de Emisiones de Referencia y una Evaluación de Riesgos y Vulnerabilidades derivados del Cambio Climático. Igualmente, se comprometen a presentar, en el plazo de dos años a partir de la fecha en que la corporación municipal tome la decisión de adherirse al Pacto 2030, un Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible (PACES) en el que se resuman las acciones clave que planean llevar a cabo. Posteriormente, tendrán que informar cada dos años de los avances realizados.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *