Quantcast

La Diputación destina 140.000 euros para amueblar las residencias de dependientes y centro de día de Quart

El Ayuntamiento de Quart de Poblet ha firmado un convenio de colaboración con la Diputación de Valencia, por el cual recibe de la corporación provincial una subvención de 140.000 euros para la adquisición de mobiliario destinado tanto a la residencia de personas mayores dependientes como a la de personas con diversidad funcional física. De esta forma, la apertura del complejo asistencial, que incluye también el centro de día para personas mayores dependientes, está cada vez más cerca, ya que el proceso de licitación pública para la contratación de los servicios relacionados con su puesta en marcha también se encuentra muy avanzado.

residencia-quart-de-pobletEl centro de día tiene capacidad para 20 plazas; la residencia para personas mayores dependientes, para 46, y la residencia para personas con diversidad funcional física, para 26. De ellas, están ya concertadas con la Generalitat Valenciana un total de 40: 10 en el Centro de Día, 20 en la residencia para mayores, y 10 en la de personas con discapacidad física. En total, la subvención de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas en esas plazas es de 434.910 euros para este año.

Además, el Consell ha incluido la financiación de todas las plazas de los tres servicios en el anteproyecto de presupuestos para la Generalitat del año próximo.

El complejo es de titularidad municipal, tanto en la edificación como en el equipamiento. La incorporación de las personas usuarias a los centros se hará de forma gradual, contemplando su necesaria adaptación al servicio y también la de los profesionales.

“Si se cumplen las previsiones iniciales y no hay incidencias, el centro de día y las residencias estarán en marcha a finales de este año o, como muy tarde,  principios de 2017”, ha anunciado la alcaldesa, Carmen Martínez, quien ya explicó en su momento que el Ayuntamiento trabaja para “ser referente también en la asistencia a las personas en situación de dependencia, ofreciéndoles calidad de vida cuando sea imposible la vida independiente o necesiten de apoyos, tanto en el caso de personas mayores como en el de personas con diversidad funcional física”.

Por esta razón, en los pliegos se especifica que no se admite baja económica en la licitación y se incide en la cualificación profesional y en la presentación de un proyecto que garantice una asistencia integral tanto desde el punto de vista sanitario como de nutrición, higiene personal, uso de terapias alternativas o actividades de animación sociocultural, de convivencia y de relación con el entorno y la familia, entre otras cuestiones.

El pliego de cláusulas administrativas hace hincapié en la contratación en los servicios de personas en situación o riesgo de exclusión, primando que se haga a través de los servicios municipales de empleo, junto con otros criterios de interés social. En este sentido, el apartado más puntuado en la baremación del proyecto de gestión es precisamente el de realizar ofertas a través del Centro de Empleo y Desarrollo Local del Ayuntamiento, que gestiona una base de personas desempleadas del municipio, previendo la contratación de personas con dificultades de acceso al mercado laboral.

Por otra parte, en caso de empate entre dos o más empresas o entidades, se tendrán en cuenta los siguientes aspectos por orden de prioridad: entidades sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica, siempre que su finalidad o actividad tenga relación directa con la gestión de centros de día y residencias; y porcentaje de trabajadores con discapacidad en la plantilla de la empresa o entidad licitante.

En caso de que la adjudicataria tenga que subcontratar algún servicio, como el de transporte adaptado, se establece como preferencia que lo haga con centros especiales de empleo o empresas de inserción sociolaboral, entidades sin ánimo de lucro que trabajen para la integración de personas con riesgo de exclusión social o empresas que tengan contratadas personas en situación o grave riesgo de exclusión social.

El complejo de Quart de Poblet acoge la única residencia pública para personas con diversidad funcional física existente en la Comunitat Valenciana. La inversión total en el edificio ha sido de 7,5 millones de euros, de los cuales 3.800.000 euros los aportó el Ayuntamiento y 3.700.000 euros, el anterior Gobierno de España a través del Plan E tanto en la convocatoria dirigida a municipios como a autonomías. Diputación de Valencia ha concedido, además, dos subvenciones para adquisición de mobiliario que suman 340.000 euros. Finalmente, la Dirección General de Diversidad Funcional destinó 117.000 euros a equipamiento.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *