La deuda de 200.000 euros con el Patronato que atiende a 190 discapacitados pone en peligro su continuidad

0
78

Trabajadores, padres y alumnos del Patronato Francisco Esteve, ubicado en Paterna aunque se gestó entre los municipios de Quart de Poblet, Manises y la capital de l’Horta Nord, se han concentrado en las puertas de la Conselleria de Bienestar Social para denunciar la deuda de 200.000 euros que la Generalitat tiene con el centro y que pone en peligro la atención que presenta a 190 personas discapacitadas.
“No pedimos que nos paguen hoy, sólo queremos el compromiso de un día concreto para cobrar”, ha asegurado un miembro de la junta directiva a la agencia EFE, quien ha señalado que si esto continúa “acabará asfixiando a las asociaciones sin ánimo de lucro”.

Además, se ha preguntado si con esta demora, desde la administración “pretenden privatizar estos servicios a los discapacitados”.

Desde el Patronato explican que la falta de liquidez, que arrastran desde el pasado mes de febrero, les impide asumir el pago de los salarios de los cerca de noventa profesionales que trabajan en los centros del Patronato.

“Nuestros profesionales no han podido recibir su sueldo íntegro del mes de febrero, no podrán cobrar su nómina del mes de marzo y no sabemos con certeza cuándo lo podrán hacer”, señalan desde la junta directiva, que considera que la situación es “insostenible”.

El Patronato está formado por un centro de atención temprana, colegio de educación especial, un centro ocupacional y un centro de día para adultos, y también gestiona el centro ocupacional municipal de Quart de Poblet.

Al parecer, la Conselleria no les ha abonado las cantidades que les corresponden por el concierto del Centro de Día, en el que se atiende a discapacitados adultos gravemente afectados y va a haber retrasos en el cobro de las ayudas par el centro ocupacional (discapacitados adultos) y el de Atención Temprana (niños de hasta 4 años).

“Somos una asociación de padres con una cuota de socios, pero no con un capital social”, ha señalado Javier Garcerá, quien ha agregado que no cuentan con liquidez “y cuando la línea presupuestaria falla nos quedamos cojos y no podemos pagar servicios a los afectados y ni a los profesionales”.

Compromís apoya la causa

Los diputados del Bloc Enric Morera y Josep Maria Pañella y la concejal de Compromís per Paterna Loles Ripoll han asistido esta mañana a la concentración en la puerta de la Conselleria de Bienestar Social para reclamar los pagos atrasados desde febrero y que ponen en peligro la continuidad del centro, que atiende a 189 personas con discapacidad intelectual y también, en algunos casos, de movilidad.

Morera, como síndic de Compromís, ha informado que el grupo parlamentario ha presentado preguntas y una Proposición No de Ley, realizadas por él mismo y por la portavoz adjunta, Mònica Oltra, con el fin de reclamar a la Conselleria el pago de todo lo que debe al centro.

Los profesionales que atienden a las personas que van al centro no han cobrado el sueldo íntegro de febrero y no han percibido la de marzo, mientras que la asociación de padres, que se ha visto obligada a aumentar las cuotas, no tiene suficiente liquidez para asumir el pago de los salarios.

En el transcurso de la concentración, se informó que la consellera se ha comprometido a pagar todo lo que deben en un plazo de 15 días, aunque desde Compromís consideran que este problema “volverá a pasar porque no está definido el modelo de financiación para pagar a estos centros y para nosotros, esto es mucho más importante porque es un servicio público vital para muchas familias y las personas deben tener prioridad a la hora de hacer política, cosa que todavía no tiene muy claro el PP”, ha declarado Morera.

“Castigo” a los centros

La secretaria de Bienestar Social de los socialistas de la provincia de Valencia, Teresa Prieto, ha exigido al president de la Generalitat, Francisco Camps, que “no castigue a los discapacitados, a sus familias y a los centros donde reciben atenciones” y “abone de forma inmediata el dinero que adeuda y que permite que centros de personas dependientes puedan funcionar”.

Prieto ha mostrado todo su apoyo a las asociaciones, organizaciones y entidades privadas que han asumido la gestión de estos servicios, y los ha felicitado por su actitud “muy loable”.

“Es vergonzoso e insultante que en época de crisis, cuando más ayuda necesitan las familias con este tipo de enfermos, el Consell les castigue con recortes de subvenciones y falta de liquidez”, ha apuntado. En este sentido, Prieto ha manifestado su apoyo a la protesta que se ha realizado esta mañana ante la conselleria de Bienestar Social por el Patronato Intermunicipal Francisco Esteve, que atiende a 189 discapacitados intelectuales de Paterna, Manises y Quart de Poblet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here