La cúpula de la red criminal detenida que introducía cocaína en Canarias tenía su residencia en Paterna

0
26

La Guardia Civil ha detenido a diez personas pertenecientes a una red delictiva que se dedicaba a introducir cocaína en Canarias desde Huelva y Cádiz mediante transbordadores. Los traficantes tenían el laboratorio en Valencia, mientras que la residencia de la cúpula de la organización se encontraba en un chalet en Paterna.
Así ha concluido la denominada Operación ‘Mislata’, con un total de 19 detenidos -en noviembre ya se detuvo a otras nueve personas-, y con el desmantelamiento del laboratorio de obtención y distribución de cocaína de Valencia.

En el registro realizado en el chalet de Paterna se incautó cocaína, adulterantes, precursores, armas, joyas y una importante cantidad de dinero en diferentes divisas.

También se registró el taller mecánico de Valencia, donde se realizaban los dobles fondos para ocultar las drogas, así como un garaje donde se encontró el laboratorio de obtención de cocaína.

Esta organización sacaba la droga de la península primero desde Portimao (Portugal) hacia las Islas Canarias, y luego desde Huelva, aprovechando una nueva ruta marítima que une la ciudad andaluza con Tenerife.

La Operación ‘Mislata’ comenzó tras llevarse a cabo varias aprehensiones de cocaína, un total de 43 kilos, en el puerto de Huelva.

La droga era transportada por familias que aparentemente viajaban de vacaciones. Tras las detenciones, el grupo organizado iba cambiando las rutas, utilizando alternativas como el Puerto de Cádiz o el aeropuerto del Prat en Barcelona.

La organización utilizaba vehículos con dobles fondos, todos ellos modificados en el taller mecánico de Valencia y transportados a las Islas Canarias por vía marítima.

A medida que iban interceptándose los envíos en vehículos, la red pasó a utilizar personas (mulas), con menores cantidades de sustancia estupefaciente, que viajaban por vía aérea.

En la mayoría de estos envíos interceptados llamó la atención que las mulas iban acompañadas por menores de edad para dar una mayor sensación de normalidad y no levantar sospechas.

De igual manera, en los envíos en vehículos, viajaban menores e incluso personas con minusvalía.

En la fase final de esta investigación se hizo necesario que los agentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) y de la Oficina de Análisis e Información Fiscal (ODAIFI) de la Guardia Civil de Huelva, responsables de esta investigación, se trasladaran a Valencia.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias, que han sido puestas a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional.

Éste ha decretado el ingreso en prisión provisional para todos y cada uno de los detenidos. © Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here