La crisis deja desierto un concurso para construir 228 viviendas protegidas y obliga a dividir la promoción en lotes

0
53

La crisis económica en general, y la inmobiliaria en particular, ha sido la principal causante de que el Ayuntamiento de El Puig haya tenido que paralizar una promoción de 228 viviendas protegidas en el municipio. Ninguna empresa podía hacerse cargo de la obra pero, la necesidad de sacar adelante el proyecto, ha hecho que el Consistorio haya dividido la parcela en cuatro bloques para ofrecer promociones más asequibles para las mercantiles.
Justificado en la actual crisis económica, el pleno del Ayuntamiento de El Puig se ha visto obligado a declarar desierto el concurso para la enajenación de la parcela P-2 resultante del proyecto de Reparcelación del Sector SC-2.

Según el edicto consistorial, además de la crisis, algunos problemas administrativos, la confusión que las bases podían generar y la toma en consideración de criterios arquitectónicos para adjudicar la obra han obligado a declarar desierto el concurso.

Sin embargo, la construcción de VPP en el municipio es una cuestión importante para el Ayuntamiento y, por ello, ha decidido solucionar la paralización del proyecto con la división de la parcela original en cuatro. Así, los proyectos que sacan a concurso suponen la construcción de entre 63 y 64 viviendas protegidas.

Según el alcalde del municipio, José Miguel Tolosa, el proyecto planteado no era viable para ninguna empresa interesada por lo que decidieron dividir la parcela y reducir el número de viviendas en cada una para hacer más atractiva la oferta e intentar que los vecinos de El Puig puedan tener a su disposición viviendas de promoción pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here