La constitución de CRM, del que forma parte Caixa Rural Torrent, supondrá cerrar 29 oficinas y destruir 157 empleos

0
28

La constitución del grupo cooperativo consolidable de entidades de crédito Cajas Rurales del Mediterráneo (CRM, del que forma parte Caixa Rural Torrent, supondrá el cierre de 29 oficinas y la destrucción de 157 puestos de trabajo -99 por la unificación de los servicios centrales y 58 derivados de la supresión de sucursales-, aunque el grupo pretende cubrir esas bajas con las prejubilaciones que ofrecerá en “condiciones excelentes” pactadas con los sindicatos a los más de 180 trabajadores de más de 57 años.
El anuncio fue realizado por el director general de Ruralcaja, Juan Antonio Gisbert, durante la rueda de prensa posterior a la firma del contrato constitutivo del grupo por parte de los presidentes de las 14 cajas rurales de la Comunitat Valenciana que lo integran actualmente, en la que resaltó que “esto no ha hecho más que empezar”.

Junto a Ruralcaja, que participa como entidad cabecera, formarán parte de CRM como entidades fundadoras las cajas rurales de Torrent, Crèdit Valencia, Altea, Burriana, Callosa d’en Sarrià, Nules, Alqueries, Cheste, Alginet, Vilavella, Almenara, Xilxes y Vilafamés. Todas ellas suman 618 oficinas, un equipo humano de 2.538 personas y unos activos totales medios de 12.000 millones de euros.

El nuevo grupo comenzará a operar a partir del próximo mes de julio con unidad de dirección, servicios centrales unificados y “un catálogo unificado de productos, un plan, un sistema de gestión de clientes y una sistemática comercial consensuada entre las entidades integrantes”.

Dada su condición de entidad cabecera, Ruralcaja amplió su consejo de administración de diez a veinte miembros, más un representante de los trabajadores, con el objetivo de asegurar la representación y presencia de todas las entidades en el consejo rector, que actuará como órgano central del grupo consolidado.

En concreto, de esos diez nuevos miembros, cinco serán permanentes y corresponden a Caixa Rural Torrent, Crèdit Valencia, Caixa Rural de Burriana, Caixa Rural de Nules y Caixa Alqueries, mientras que el resto de plazas serán de carácter rotatorio cada cuatro años y tres de ellas estarán ocupadas por las entidades con un volumen de activos de entre 100 y 500 millones de euros, y las otras dos, se destinarán a las cajas que gestionen menos de 100 millones.

Se creará asimismo una junta de cajas de la que formarán parte los presidentes de las 14 cajas rurales, en la que se debatirán las posibles modificaciones del contrato de integración y se decidirá sobre las futuras incorporaciones de otras entidades, y otra junta de directores generales, como órgano asesor del director general de CRM.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here