La Conselleria duplica la subvención para el Centro de día de menores Martínez Coll

0
49

Por tercer año consecutivo, se pone en marcha el centro de día de menores Martínez Coll a través del área de Bienestar Social del Ayuntamiento de Puçol y de la subvención que otorga la Conselleria de Bienestar Social, que este año alcanza los 50.000 euros. “Es un servicio de apoyo a las familias”, según José Luis García Nadal, jefe del área. Ahora es un centro de apoyo básicamente a familias con problemas o familias desestructuradas.
“En la práctica, a lo largo del año pasan por estas dependencias unos 70 alumnos o jóvenes con necesidades específicas”, apunta García Nadal. A estos jóvenes de Puçol se les ofrecen clases de repaso escolar, se les proporciona material didáctico, un sitio para poder estudiar o realizar actividades lúdicas. También, se les hacen visitas domiciliarias y se les controla el absentismo escolar.

La coordinación con los centros escolares es fundamental ya que los profesionales, tanto de la docencia como del gabinete psicopedagógico de los mismos, ofrecen información a los responsables del área social del ayuntamiento con lo que se facilita la labor a la hora de conocer a los chavales que necesitan ayuda.

También el SEAFI, el Servicio de Apoyo Familiar de la Mancomunitat de L’Horta Nord ofrece cobertura en este sentido. En el centro se acogen niños desde los cuatro años (para la ludoteca) hasta jóvenes adolescentes, que pueden hacer deberes de verano, repaso escolar de las áreas más problemáticas para ellos o incluso jugar al futbolín.

Dolores Muñoz es la directora del centro y Alfredo Torres y Laura Romeu son los educadores especializados. Este año, señala García Nadal, “la Conselleria de Bienestar Social nos ha subvencionado con más de 50.000 euros, cifra que cubre salarios, desplazamientos, actividades y mantenimiento”. Con respecto al año pasado, se ha duplicado la subvención, ya que en 2008 la dotación fue de 26.000 euros.

La función de este centro, prosigue García Nadal, “es prevenir”. La captación de los jóvenes se realiza a través de Servicios Sociales aunque hay gente que también acude a pedir ayuda. A cada niño o adolescente se le abre un expediente educativo y un expediente familiar. El centro cierra sólo en agosto y está operativo de lunes a viernes, de 5 a 9 de la noche.

Eloísa Rosa, concejal de Servicios Sociales, destaca el buen trabajo que se viene realizando en estos tres años “ya que es una labor que se realiza con discreción, pero con una gran eficacia, prueba de los buenos resultados que estamos obteniendo es que la Conselleria de Bienestar Social prácticamente ha duplicado la subvención para el próximo curso, algo que supone un gran estímulo para todos los que trabajamos en torno al Centro de día”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here