La colocación del nuevo puente de acero sobre el Carraixet ultima las obras del nuevo acceso a la ciudad

0
26

La colocación del nuevo puente de acero sobre el Carraixet que quedará terminada este viernes ultima las obras para la puesta en marcha del vial que enlazará el distrito marítimo de Valencia con los núcleos urbanos de Patacona y Port Saplaya y con la V-21, según ha explicado el director general de Obras Públicas, Ismael Ferrer, quien ha anunciado que el nuevo acceso se abrirá al tránsito en el plazo de una semana.
El puente salvará el Carraixet en sentido norte, por la parte este del Barranco, e irá acompañado de otro gemelo en la parte oeste, según ha informado la Generalitat en un comunicado. Ambos conformarán “una imagen muy atractiva que marcará la entrada a Valencia desde la V-21”, ha señalado Ferrer.

Cada uno de los puentes tiene una longitud de 60 metros y un peso de 200 toneladas. La estructura es de tipo doble arco superior del que cuelga el tablero, con el fin de evitar la colocación de pilas que limiten la capacidad del barranco ante posibles avenidas.

Ferrer ha indicado que a lo largo del fin de semana se aplicará el hormigón sobre la estructura de acero, a mediados de semana se realizará prueba de carga del puente y el jueves ya se podría abrir al tráfico. Los vehículos podrán incorporarse desde La Patacona o desde la avenida de Cataluña. En ese caso, los que se dirijan a Alboraya-Port Saplaya deberán desviarse antes del ramal actual, siguiendo la señalización.

La fabricación del puente se ha realizado como un gran mecano cuyas piezas se han ensamblado en la propia obra junto al barranco. A lo largo de esta jornada, la empresa adjudicataria va a colocar la estructura sobre unos carros en los que se desplaza en paralelo a su ubicación final.

En ese punto, se izará con ayuda de cuatro grandes grúas y se colocaeá en su sitio en el trazado del nuevo vial. La operación no va a afectar al tráfico de la V-21, si bien se han tomado “precauciones” de disminución de velocidad para asegurar la seguridad por el riesgo de distracción en la conducción.

Según la Generalitat, este nuevo vial “resuelve los problemas de comunicación existentes entre Valencia, la Patacona, Port Saplaya y la V-21 mediante un enlace directo exclusivo para vehículos ligeros acompañado de un carril peatonal y ciclista”. La conexión que terminará “en breve” supone la salida de Valencia hacia el norte, mientras que de “forma inmediata” se construirá la de sentido norte-sur por el oeste de la autovía V-21, a la que cruzará por debajo para acceder a Patacona.

El proyecto tiene un presupuesto de 13, 7 millones de euros y consta de un total de cuatro carriles de acceso y salida de la ciudad, respectivamente, con velocidades de 50 kilómetros por hora en el tramo urbano y 80 kilómetros por hora en el interurbano. El nuevo acceso tendrá una longitud total de 4, 2 kilómetros, desde la calle Ingeniero Fausto Elio hasta la V-21 en término de Meliana.

A cada sentido de la V-21 se añaden dos carriles, que discurrirán por la parte exterior a los actuales separados por una mediana. Tendrán entrada y salida a las glorietas del enlace de Alboraya y salvan el barranco del Carraixet con una nueva estructura. A partir de aquí, el tronco este continúa en paralelo a la V-21, mientras que el oeste se separa para poder pasar bajo la autovía.

Poco antes de llegar a la Patacona, el tronco este abandona la V-21 para seguir, aprovechando el viario existente, una línea recta paralela a la línea del ferrocarril y al este de ella, que no abandonará hasta el final de la actuación, en las inmediaciones de las cocheras de la EMT y la UPV.

El vial de entrada a la ciudad -oeste-, en cambio, después del barranco del Carraixet se separa de la V-21 para cruzarla por abajo y encontrarse con el vial de salida en la Patacona. A partir de este punto, los dos viales de entrada y los dos de salida discurren juntos y en paralelo por una doble calzada con una mediana ajardinada. En esta avenida se prevén dos rotondas que den acceso al tránsito de esta zona urbana y una pasarela peatonal en el extremo norte del parque existente en Ingeniero Fausto Elio.

El proyecto incluye la reposición de los caminos de servicio que discurren paralelos a la V-21, estructuras para salvar el camino del Mar y el camino Hondo y la instalación de barreras acústicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here