La campaña de recolección de la Chufa de Valencia empieza en l’Horta Nord con inmejorables perspectivas

DO Chufa de Valencia. Campo

El inicio de la recolección de la chufa de Valencia ha comenzado con muy buen ritmo y unas perspectivas inmejorables, ya que el aumento de la demanda tanto nacional como internacional de este tubérculo, que se ha puesto de moda como superalimento, ha motivado el incremento del precio que percibirá el agricultor.

En esta campaña, la superficie dedicada al cultivo de la chufa ha sido de 5.250 hanegadas, lo que supone un incremento de cerca del 12% respecto de la pasada campaña, lo que confirma la tendencia alcista que ya se detectó los pasados años.

Las previsiones del Consejo Regulador son de una producción que rondará los 7,5 millones de kilos de chufa tierna. De esta producción, prácticamente el 100% estará amparada por la denominación de origen Chufa de Valencia por la incorporación de nuevas empresas que apuestan por este sello de garantía.

Respecto a la calidad, los primeros controles que se han realizado sobre las partidas recolectadas indican su excelente calidad y buen tamaño, tal y como es habitual para la chufa de Valencia. Respecto al rendimiento por hanegada, las primeras partidas recolectadas apuntan hacia rendimientos medios, pero según comentan desde el Consejo Regulador, aún es pronto para sacar conclusiones en este sentido.

Según comenta Francesc Espinosa, presidente del Consejo Regulador “desde el Consejo Regulador hemos detectado un interés cada vez mayor por la chufa en general y la chufa valenciana certificada con Denominación de Origen en particular. Cada vez se conoce más nuestro producto y sus innumerables propiedades saludables que le han valido la clasificación de “superalimento”, y esto, unido a su presencia como alimento clave en algunas dietas que, según los expertos, han venido para quedarse, como la Dieta Paleo, ha favorecido el incremento de la demanda del tubérculo, por lo que nuestras perspectivas de futuro son muy buenas”

Por otra parte, el presidente del CRDO anima al consumidor a que busque y demande el logotipo de la Denominación de Origen, tanto en la horchata como en la chufa que compre, única garantía de que se ha elaborado con chufa valenciana. “La apuesta por este sello de garantía es, además, una apuesta por mantener la agricultura y el entorno medioambiental de la zona en la que se produce” asegura Espinosa.

La chufa se cultiva en 19 términos municipales de la comarca de l’Horta Nord, en los que se dan unas condiciones climáticas y de suelo determinantes que la convierten en la única zona de Europa en la que se produce este singular tubérculo.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *