Quantcast

La Bienal Miquel Navarro convierte Mislata en una gran muestra de arte urbano, contemporáneo y participativo

Mislata inauguró el viernes oficialmente la Bienal Miquel Navarro con una decena de obras de arte en espacios públicos que han convertido la ciudad en un gran museo al aire libre. La recuperación de este ambicioso proyecto cultural tras ocho años de ostracismo vivió su puesta de largo el viernes en una inauguración a la que asistieron decenas de personas, unas 300 según fuentes municipales. El alcalde, Carlos Fernández Bielsa, la concejala de Cultura, Pepi Luján, el artista que apadrina la convocatoria, Miquel Navarro, y la comisaria de la Bienal, Alba Braza, presidieron el acto de inauguración y el recorrido por los diez proyectos de arte público.

inauguracion-biennal-miquel-navarro-de-mislata-5 La cita arrancó a las 18 horas en el centro sociocultural La Fábrica, donde está expuesta la instalación cedida por Miquel Navarro. En su intervención, Bielsa defendió la recuperación de la Bienal y criticó su eliminación en 2008, porque “cada vez que se cierra una plataforma de creación, estamos empequeñeciendo nuestras aspiraciones culturales y cerrando nuestra amplitud de horizontes para ver el mundo con ojos diferentes a los propios”.

El alcalde destacó que el empeño por recuperar la Bienal ha servido también “para poner en valor la figura de Miquel Navarro, un artista cuya obra pública forma parte de grandes ciudades de todo el mundo y cuyas instalaciones están expuestas en los principales museos de arte moderno del planeta”. Además, Bielsa felicitó a los diez artistas premiados, garantizó que la Bienal Miquel Navarro “llega para quedarse” y aseguró que Mislata “abrirá siempre la puerta a los artista emergentes, a las ideas más innovadoras y a las nuevas formas artísticas que permiten la participación y que cuentan con todos los agentes de nuestra sociedad”.

En esta primera edición se han seleccionado diez proyectos, premiados con 1.500 euros, con los que los artistas han tenido oportunidad de intervenir en la ciudad, trabajando directamente con el tejido urbano y social de Mislata. El resultado ha sido un itinerario de arte público que podrá visitarse hasta el próximo 21 de diciembre.

Junto a los diez proyectos, completan el itinerario las dos esculturas cedidas ex profeso por Miquel Navarro. Una de ellas es Cactus abombado, una pieza que está expuesta en l’Hort de Sendra y que se ha convertido en la imagen de esta edición de la Bienal. La otra, una instalación de grandes dimensiones, lleva por título Tensión y está instalada en el Espai Crea del centro sociocultural La Fábrica.

Diez instalaciones de arte contemporáneo

Desde La Fábrica partió el viernes el recorrido por las obras de los diez artistas premiados en esta edición de la Bienal Miquel Navarro, como el de la alemana Anja Krakowski, que recientemente ha creado el monumento de homenaje a las víctimas del Metro en Valencia. El artista Luce ha jugado a modificar el espacio urbano en múltiples emplazamientos, utilizando únicamente elementos que ya había en la ciudad y cambiando cosas de lugar.inauguracion-biennal-miquel-navarro-de-mislata-6

Otro de los nombres relevantes es el de Fermín Jiménez Landa, autor de la reciente instalación Rayo Verde en La Gallera, un espacio del Consorcio de Museos de la Generalitat Valenciana que ahora cierra sus puertas. Mislata se las abre para realizar una acción performativa con agentes de la policía local, carniceros, verduleros, peluqueros y camareros, bajo el título A Robert Mitchum lo detuvieron un miércoles.

El artista Pepe Miralles también ha intervenido en la ciudad con diferentes ideas en torno al VIH, con pedagogía ciudadana, visibilidad y complicidad frente a la enfermedad. En una de estas intervenciones ha instalado centenares de lazos rojos en uno de los pilares de la Casa de la Vila. Por su parte, el colectivo Art al Quadrat ha recuperado testimonios de vecinos de Mislata que vivieron la Guerra Civil y los ha plasmado con sus retratos en fachadas de particulares.

La artista Verónica Francés ha creado un muro de imágenes anónimas aportadas por vecinos que están recibiendo una postal con una encomienda, hacer una foto de algo; una obra que irá creciendo conforme avancen los días.

En la Bienal Miquel Navarro de Mislata también hay dos instalaciones que recogen testimonios sonoros de la ciudad. Daniel Tomás Marquina ha llevado a un solar de la Morería un montaje de farolillos que se iluminan, y bajo ellos, de entre las plantas de un jardín, surgen conversaciones grabadas días antes en un encuentro con los vecinos. El artista Edu Comelles ha hecho una grabación de sonidos de la ciudad, el tráfico, el mercado, la gente, y a raíz del corte de audio ha plasmado un enorme espectro sonoro en los muros de la plaza Mayor, a los pies de L’Almassil, la imponente escultura de Miquel Navarro que dibuja el skyline de Mislata.

El artista Pablo Bellot aporta al recorrido un mensaje lumínico creado con bombillas, a modo de guirnalda decorativa. Por su parte, el artista David Cantarero Tomás plasma un diálogo entre la imagen fotográfica, el mobiliario urbano y su entorno, creando volúmenes a modo de espejo.

Las diez obras cumplen con el cometido de la convocatoria, que era idear proyectos artísticos dentro de un itinerario marcado en la ciudad por la obra de Miquel Navarro, y con aportaciones que permitan la participación de los ciudadanos y ayuden a comprender y mejorar el recorrido.

Para Alba Braza, comisaria de esta edición de la Bienal, “el recorrido se extiende mucho más allá del itinerario marcado, desde plaza Mayor hasta el Centro Sociocultural La Fábrica, pues el trabajo de los artistas está entrando en las casas de los vecinos, asociaciones, biblioteca, radio y en centros juveniles dialogando, compartiendo y colaborando”. Según valora Braza “son múltiples los modos en los que podemos relacionarnos con las personas que nos rodean y con el espacio que habitamos, y en estas modalidades, el arte contemporáneo tiene mucho que aportar”.

La Concejalía de Cultura ha programado diversas actividades para todas las edades, visitas guiadas con los artistas, itinerarios para estudiantes de Primaria y Secundaria, así como la presentación del catálogo, que recopilará todas las obras, la inspiración de sus propios artistas y el itinerario artístico explicado por la comisaria del certamen.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *