Jesús Raga: “Necesitamos ampliar el colegio pero en la Conselleria ni siquiera nos reciben”

0
57

El alcalde de Bonrepòs i Mirambell, Jesús Raga, es el edil de la comarca que menos tiempo lleva en el cargo. El fallecimiento de su antecesora, Vicenta Bosch, el pasado 31 de diciembre lo catapultó, inesperadamente, hasta la Alcaldía pero unos problemas de salud que lo obligaron a permanecer hospitalizado durante algunas semanas impidieron que tomara posesión hasta el 17 de abril de este año. Sin embargo, ha empezado con fuerza su mandato, además de ser noticia por ser el único alcalde de España tetrapléjico, ya ha conseguido reunirse con la alcaldesa de Valencia, el presidente de la Diputación y el delegado del Gobierno. Sólo le falta la Generalitat.
Pregunta: ¿Cómo y cuándo llegaste a la política?
Respuesta: Llevo ocho años metido plenamente. Mi hermano era concejal y me generó muchas inquietudes. Entonces ya estaba bastante ligado al PSPV y Vicenta –Bosch- me propuso entrar en las listas para las elecciones de 2003. Sólo puse como condición ser el número dos y, desde entonces, me convertí en su mano derecha. Su fallecimiento provocó que yo ocupara el sillón de Alcaldía.

P: ¿En qué has notado el cambio de ser el número dos a ser el alcalde?
R: Sobretodo, en la responsabilidad. Ahora tengo yo la última palabra en todo y la gente está mucho más pendiente de ti. En el día a día no lo he notado tanto porque tanto la alcaldesa como los concejales trabajaban y yo ya era la cara del equipo de Gobierno.

P: En poco más de un mes ya te has reunido con la alcaldesa de Valencia, el delegado del Gobierno y el presidente de la Diputación. Has empezado tarde pero fuerte…
R: Estoy intentando abrir todas las puertas posibles, buscar soluciones a los problemas de Bonrepòs i Mirambell. De momento, todos han sido muy receptivos pero las buenas palabras se tienen que traducir en gestos.

P: ¿Has solicitado también una reunión con el president de la Generalitat?
R: No. De momento, con varios consellers. Los que más me interesan son el de Inmigración y Ciudadanía y el de Educación. Cuando era el número dos, solicitaba una reunión una vez al mes y aún esperamos una respuesta.

P: ¿Cuáles son los temas educativos que quieres hablar con el conseller?
R: El colegio se ha quedado pequeño. El año que viene, van a tener que instalar barracones para ubicar a los niños. Exigimos una ampliación del colegio pero la Conselleria no se reúne con nosotros. Sabemos que no hay dinero pero no es que nos hayan dicho que no, es que ni siquiera nos han recibido.

Solución para el cuartel

P: Uno de tus principales objetivos es solucionar el problema del cuartel.
R: Sí, aunque sabemos que no es fácil. Los propietarios tienen una postura muy loable pero tenemos que sentarnos y buscar la mejor solución para el pueblo. Nuestra idea es que el suelo (alrededor de 90.000 metros cuadrados) se destine a uso terciario porque la propuesta del PP, de dedicarlo a residencial, la vemos incompatible con su ubicación: entre dos polígonos y el barranco.

P: Es uno de los temas que has planteado en las reuniones con las diferentes instituciones, ¿no es así?
R: Sí, nuestra idea es adelantar lo máximo posible la recalificación de los terrenos. Queremos darle una solución pronto aunque la gente que ahora ocupa las instalaciones no está dando problemas. La mayoría son gorrillas que trabajan en Valencia y van y vienen todos los días.

P: ¿Estáis buscando soluciones también para estas personas?
R: Esa es una de las cuestiones que tenemos que hablar con la Conselleria de Inmigración aunque ya nos han dicho que intentarán buscarles una plaza en alguno de los albergues con los que colabora la Generalitat. Se ha triplicado el número de ocupantes en los últimos tiempos porque cerraron las instalaciones de Óscar Mayer en Tavernes y se trasladaron a los cuarteles.

P: Si finalmente ese suelo se destinara a residencial, ¿de cuántos habitantes nuevos estaríamos hablando?
R: Se maneja una previsión de 2.000 personas, lo que, prácticamente, doblaría la población del municipio. Pero sería un problema porque habría que modificar todo el Plan General y las dotaciones educativas y sanitarias se verían superadas. Además, ahora mismo, las fincas y promociones que se estaban llevando a cabo están paralizadas por la crisis.

Proyectos de futuro

P: Además de los cuarteles, ¿qué otros proyectos os habéis marcado?
R: Nosotros teníamos un programa electoral y vamos a intentar cumplirlo al completo. Sobre todo, convertir el antiguo ayuntamiento en un centro multiusos con un espacio digno para el ambulatorio que ahora está en los bajos del nuevo edificio consistorial. También hemos tratado el tema con la alcaldesa de Valencia de intentar mejorar las comunicaciones a través de la línea 16 de la EMT que tiene buena frecuencia y podría darnos un buen uso ya que no tenemos metro ni tranvía a pesar de la promesa electoral de Camps de no dejar a ningún pueblo sin ferrocarril. Tenemos otros proyectos como los contenedores soterrados, fomentar las instalaciones fotovoltaicas o el centro cívico.

P: Hay varios proyectos en marcha que pueden afectar a las infraestructuras viarias, sobretodo, el de la nueva CV-300.
R: Sí. Nosotros siempre nos hemos quejado de la falta de comunicaciones entre los municipios de la comarca. Es un tema que hay que solucionar porque luego vas a l’Horta Sud y tienen unas infraestructuras viarias excelentes.

Reducción de un 25%

P: Si en algo se parecen todos los ayuntamientos es en el gran esfuerzo que les está suponiendo la crisis económica, ¿qué tal van las cuentas en Bonrepòs?
R: Tenemos una situación económica estable. Ni holgada ni demasiado apretada. Llevamos desde principios de legislatura apretándonos el cinturón por lo que pudiera llegar.

P: ¿Se van a tomar medidas sobre los sueldos de los cargos públicos?
R: Sí. El próximo lunes llevo al pleno una reducción de mi salario del 25%. A los grupos políticos ya se les redujeron sus asignaciones un 50% cuando se aprobaron los presupuestos de este año. Al resto de concejales se les dejará igual porque cobran muy poco. Un edil con delegación no llega a los 5.000 euros al año.

P: Pero sí se habrá notado una disminución de los ingresos…
R: Sobre todo la disminución de las licencias de obra y todo lo que conlleva el negocio del ladrillo. En la anterior legislatura se estaban ingresando a razón de 300.000 euros anuales. Sin embargo, nosotros, en previsión de lo que podía pasar, nunca contemplamos esos ingresos en el presupuesto para gasto corriente y, por ello, ahora las cuentas no se descuadran. © Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here