Infraestructuras monta el tablero de la pasarela peatonal-ciclista en la autovía V-21 en El Puig

0
34

La Conselleria de Infraestructuras, Transporte y Medio Ambiente ha procedido al montaje de las dos estructuras metálicas que configuran el tablero de la pasarela peatonal-ciclista que salva el cruce con la autovía V-21 en el término municipal de El Puig.
Debido al importante tráfico de la vía afectada y para minimizar las molestias a los conductores, estos trabajos se han realizado en horario nocturno, ya que han necesitado cortes de tráfico alternativos en la autovía. Las obras de la pasarela se encuentran en un estado muy avanzado y únicamente queda por ejecutar el pintado del pavimento, el reperfilado de los taludes y el remate final de la barandilla.

El Consell ha invertido 538.622 euros en esta actuación que consiste en la construcción de una pasarela sobre la autovía V-21, en la proximidad del enlace de la CV-318, para separar el tráfico peatonal-ciclista del tráfico de vehículos.

La pasarela tiene una longitud de 70, 25 metros y un ancho de tres metros, se ha optado por una solución de estructura metálica formada por dos vigas biapoyadas en arco. En ambos extremos de la pasarela se construyen las correspondientes rampas de conexión con los caminos existentes, de tres metros de ancho.

La rampa del lado de la playa salva un desnivel de 7, 60 metros y tiene una longitud total de 111, 5 metros, con pendiente del 8 por ciento y descansillos, cada 9 metros, de 1, 5 metros de longitud. La rampa del lado pueblo salva un desnivel de 6, 60 metros y tienen una longitud total de 91 metros, también con pendiente del 8 por ciento y descansillos, cada 9 metros, de 1, 5 metros de longitud.

El acabado del tablero de la pasarela y de los tramos metálicos de las rampas se resuelve mediante mortero epoxi de dos milímetros de espesor. En los tramos de terraplén se ha previsto un firme formado por una capa de zahorra de 25 centímetros de espesor y sobre ella una capa de hormigón de 15 centímetros de espesor.

Asimismo la pasarela y las rampas se dotan de un pasamanos circular de 50 milímetros de diámetro a 100 centímetros del suelo y otro segundo pasamanos para minusválidos de 40 milímetros de diámetro colocado a 70 centímetros del suelo. En los tramos de terraplén se colocan las correspondientes barandillas, dotadas también de un doble pasamanos.

La sustentación de la propia pasarela y los distintos tramos metálicos de las rampas se resuelve mediante pilas circulares de hormigón armado, de altura variable y diámetro 70 centímetros para las pilas centrales y 55 centímetros en los extremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here