Quantcast

Compromís sospecha que Torrent no invertirá en infraestructuras hídricas de El Pantano y Bonavista hasta 2018

La contestación de la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Torrent, Inma Amat, a la petición de Compromís en el pasado pleno de octubre sobre el proyecto de subsanar las infraestructuras hídricas de los chalets de urbanizaciones “ha evidenciado que el consistorio no tiene ningún plan ni ahora ni, entendemos, en 2017 para solucionarlo”, según explico el portavoz de Compromís Pau Alabajos.

compromis-torrent-rueda-de-prensa-agua

Compromís facilitó una copia de la contestación de Amat en la que afirma que “no existe partida para esas obras. En estos momentos se está estudiando los diversos escenarios de financiación como puedan ser cuotas de urbanización, aplicación de una tarifa finalista,..”.

Para Alabajos y el concejal Víctor Medina, representante de Compromís en el consejo de administración de la empresa mixta de aguas, “esto evidencia que el actual equipo de Gobierno no tiene un plan para solucionar los problemas de Bonavista, que llevan días duchándose en las instalaciones de Parc Central, y del Pantano”.

Medina explicó que en el último consejo de administración de Aigües de l’Horta la empresa explicó que ya tiene el proyecto para conectar las dos zonas a la red potable “pero supera los 900.000 euros y deberá sufragado de forma íntegra por los vecinos en sus recibos porque el ayuntamiento ha reconocido que no tiene dinero ni para este año ni para 2017 ni parece que vaya a pedir ayuda para costearlo y que, por tanto, deja en manos de los vecinos el pago de las obras”.

Medina mostró el cálculo que las obras iban a costar a los vecinos, cantidades que van desde los 142’10 euros por trimestre si se paga en 5 años; los 79’73 euros si se paga en 10 años o en 60’03 euros si se paga en 15 años “más aparte el consumo del agua que se haga por cada vecino”. En este sentido Medina afirmó que la empresa pactaría unas cantidades muy bajas para que “finalmente el recibo del agua no salga más caro que el de la luz”.

En la rueda de prensa estuvo presente Ernesto Mateo, presidente de la asociación de vecinos de El Pantano, que manifestó sus quejas por la falta de un proyecto para subsanar las deficiencias y reclamó “que al igual que cuando se hacen obras en el casco antiguo se pagan entre todos los vecinos, estas también lo sean”.

Mateo explicó que “los diseminados también pagamos impuestos y también tenemos derechos. E igual que la gente del casco antiguo tiene asegurado el suministro de agua, como ha confirmado el equipo de Gobierno, las urbanizaciones también lo deberíamos tener. Y no estar bebiendo agua que no era hace mucho no era apta para consumo humano de un pozo ilegal”.

Los representantes de Compromís, como así afirmó el presidente vecinal, explicaron que “el problema es muy grave. La gente de Buenavista llevan semanas sin agua, recurriendo a piscinas o a ducharse en el casco urbano y en la zona de Calicanto, los pozos están alcanzando un nivel de nitratos que rozan la declaración de no apta para el consumo”.

Compromís explicó que “estas urbanizaciones necesitan soluciones ya. Y el problema es que estas obras no se pueden ejecutar de la noche a la mañana. Hará falta al menos un año para poder llevarlas a cabo”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *