Infraestructuras aprueba el acceso norte al Puerto con la inclusión de una conexión a la V-21 desde Port Saplaya

0
68

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte ha aprobado la modificación del trazado de la primera fase del acceso norte al puerto de Valencia, que discurrirá desde la V-21 a la avenida Fausto Elio y estará limitada a vehículos ligeros. Las obras empezarán en breve y tendrán un periodo de ejecución de 18 meses. En la aprobación definitiva se ha estimado la alegación del Ayuntamiento de Alboraya para que se construyera un acceso a la V-21 desde Port Saplaya.
Las modificaciones se han realizado para reducir la afección a la huerta, la incidencia con el futuro trazado del AVE a Castellón y hacer esta obra compatible con las distintas alternativas que se barajan a la fase II del proyecto, que permitirá a los vehículos pesados acceder mediante un túnel al puerto de Valencia.

El proyecto tiene un presupuesto de 13, 7 millones de euros y se estima que permitirá absorber el 30 por ciento del tránsito que entra en Valencia desde la V-21 a la avenida de Cataluña. La modificación ha permitido conectar los núcleos urbanos de Port Saplaya y Patacona y aprovechar la plataforma existente entre la línea de ferrocarril y la Patacona, con lo que se evita ocupar una importante superficie de huerta y se reduce en un 25 por ciento la extensión a expropiar. En el proyecto constructivo, se incorporará la posibilidad de acceder a la V-21 desde la urbanización Port Saplaya, solicitada en sus alegaciones por el Ayuntamiento de Alboraya.

Descripción del proyecto

Se trata de un total de cuatro carriles de acceso y salida de la ciudad con características de autovía que partirán del final del término de Meliana y accederán a Valencia por la Patacona para desembocar en la avenida de Fausto Elio (prolongación de la avenida de Serrería), de forma paralela a la actual línea del ferrocarril. En total, el nuevo acceso tendrá una longitud total de 4, 2 kilómetros.

El proyecto prevé la ampliación a tres carriles que está ejecutando el Ministerio de Fomento. A cada sentido de la V-21 se añadirán dos carriles a la altura de Port Saplaya, que discurrirán por la parte exterior a los actuales separados por una mediana. Tendrán entrada y salida a las glorietas del enlace de Alboraya y salvarán el barranco del Carraixet con nuevas estructuras. A partir de aquí, el tronco este continúa en paralelo a la V-21, mientras que el oeste se separa para poder pasar bajo la autovía.

Poco antes de llegar a la Patacona el tronco este abandona la V-21 para seguir, aprovechando el viario existente, una línea recta paralela a la línea del ferrocarril y al este de la misma, que no abandonará hasta el final de la actuación, en las inmediaciones de las cocheras de la EMT y la Universidad Politécnica de Valencia.

El vial de entrada a la ciudad -oeste-, en cambio, después del barranco del Carraixet se separa de la V-21 para cruzarla por abajo y encontrarse con el vial de salida en la Patacona. A partir de este punto, los dos viales de entrada y los dos de salida discurren juntos y en paralelo por una doble calzada con una mediana ajardinada. En esta avenida se prevén dos rotondas que den acceso al tránsito de esta zona urbana y una pasarela peatonal en el extremo norte del parque existente en Ingeniero Fausto Elio.

El proyecto incluye la reposición de los caminos de servicio que discurren paralelos a la V-21, estructuras para salvar el camino del Mar y el camino Hondo y la instalación de barreras acústicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here