Ibor replica a Almenar que “el foco del malestar entre vecinos” es “la falta de rigor” del Gobierno de Picanya

0
29

El alcalde de Paiporta, Vicente Ibor, ha salido al paso de las declaraciones hechas públicas por el alcalde de Picanya, Josep Almenar, en las que éste afirma “temer que en Paiporta se fomente el odio entre pueblos” a costa del centro de inserción social que proyecta construir el Ministerio del Interior en terrenos lindantes entre términos municipales.
Al respecto, Vicente Ibor, ha mostrado su “perplejidad” por estas declaraciones “tan desafortunadas como demagógicas”, que no se pueden entender más que como reflejo de la “incomodidad que le causa al señor Almenar el hecho de que numerosos vecinos de Paiporta acudan a la sesión plenaria y pública de Picanya para tratar de sacar algo en claro sobre el estado del proyecto del Centro de Inserción Social”

En este sentido, Ibor recuerda que “el foco del malestar, la confusión y indignación de muchísimos vecinos de Paiporta y Picanya, no es otro que la falta de explicaciones y rigor que ha demostrado el gobierno socialista de Picanya, al anunciar a bombo y platillo que el Centro de Inserción no se construiría, sin que ese dato haya podido ser confirmado oficialmente por el Ministerio del Interior o por instituciones penitenciarias”.

Al respecto, Ibor ha exigido a Almenar que “no abuse más de la paciencia de los vecinos con argumentos forzados y demagógicos sobre odios ancestrales entre pueblos”, y se centre en “aclarar a todos los vecinos, a los de Paiporta y a los de Picanya, por qué hace públicas unas declaraciones de paralización que no puede probar ni sostener”.

“Invito al alcalde de Picanya – añade Ibor- a abandonar estos argumentos estériles y le solicito encarecidamente que se centre en hacer buenas sus propias declaraciones, consiguiendo que efectivamente sus contactos a alto nivel con el Gobierno de España consigan desestimar el proyecto”.

Por su parte, Ibor recuerda que Paiporta sigue “conteniendo las acciones de protesta planificadas con la esperanza de que no sean necesarias porque el Ministerio entre en razón y dé marcha atrás a este proyecto que ya se vio obligado a paralizar hace ahora un año por la movilización vecinal”.

“Lo que no vamos a permitir es que se burlen de nuestros vecinos y nos vengan con argumentos pobres, trasnochados y alarmistas” en lugar de “cumplir con su palabra, que siempre fue parar este proyecto”, ha explicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here