Huracán CF logra un importante triunfo para situarse de nuevo en puestos de ascenso

0
100

Huracan. Manises

Huracán CF ha conseguido un importantísimo triunfo ante el filial granota en un partido que ha controlado de principio a fin y donde ha merecido que el resultado sea más abultado. Un gol de Adrià Granell tras un buen pase de Javi Navarro fue suficiente para que el equipo dirigido por Iñaki Alonso se impusiera al filial levantinista ante un público entregado con los suyos.

La primera parte fue sin lugar a dudas para el conjunto de Iñaki Alonso. Los locales tuvieron la iniciativa y el esférico en todo momento y buena prueba de ello fueron las sucesivas ocasiones que concurrieron durante la primera mitad. A pesar de ello, el portero granota Leandro tuvo una muy buena actuación, que evitó que el marcador fuera abultado en los últimos compases del primer tramo de partido. Primero un disparo de Javi Navarro que atajó sin problemas y, posteriormente, un potente disparo raso de Mathías que hizo levantar de sus asientos a toda la grada rojiblanca. Golpeo que atajó el meta levantinista no sin problemas, evitando el primero de la tarde.

Donde no pudo hacer nada fue tras el error defensivo de la zaga granota. Un mal despeje caía en los pies de Javi Navarro, muy incisivo durante toda la primera parte, que ponía en bandeja el gol a un Adrià Granell que no perdonaba. Fácil, raso y colocado, conseguía batir a Leandro y marcar el primero de la tarde. Aún pudo llegar otro más tras un desafortunado despeje de la zaga levantinista en el que el meta granota tuvo que emplerse a fondo.

Mientras, el Levante UD B no encontraba su mejor versión y se sentía incómodo. Sin apenas disparos a puerta por parte visitante el partido se tomaba un merecido descanso para unos y aliviador para otros.

En la segunda mitad se repitió el guión. Pese a que el Levante UD B salió más batallador, la intensidad y el ritmo lo seguía imponiendo Huracán. De hecho, el resultado final puede resultar hasta engañoso, a merced de la cantidad de ocasiones que tuvieron los nuestros para ampliar la renta goleadora. Una buena ocasión cara a cara entre Adrià Granell y Leandro pudo significar el segundo; igual que un potente remate de Amarilla que hizo temblar la cruceta levantinista. A pesar de ello, los últimos suspiros del partido tuvieron emociones fuertes porque del posible 2-0 estuvo a punto de venir el empate granota tras un buen disparo desde la frontal que sale fregando el poste de Paco.

Pero el resultado no se iba a mover en ninguno de los dos sentidos, algo que poco o nada importaba a un Huracán que le sigue valiendo esta victoria -aunque sea por la mínima- para seguir en la zona noble de la clasificación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here