Grandes vinos valencianos

0
81

Desde que el vino y todo lo que le rodea se convirtió en un apasionante capítulo de mi vida cotidiana, tuve la oportunidad de empezar a rendirme a los pies de grandes vinos de la Comunidad Valenciana.

Descubrir variedades y productos de gran calidad en estas latitudes me intrigaron y comencé a visitar bodegas, catar vinos, conocer a enólogos y a muchas personas que representan a nuestra comunidad.

Vera de Estenas

Recuerdo que conocí a Félix Martínez, uno de los propietarios de la bodega Vera de Estenas, en una feria de turismo, no probé ningún vino suyo pero me invitó a visitar su bodega. Así que un día y ‘pensat i fet’ como decimos los valencianos puse rumbo a Utiel y me planté en su bodega sin avisar.

Recuerdo que estaba a punto de marcharse, pero no tuvimos problemas en visitar su bodega y catar alguno de sus vinos. Quedé impresionado por un vino de la variedad bobal, que entendí como gama alta de la bodega, pero que me pareció un vino diferente, con personalidad y lejos de los cánones establecidos por otras regiones españolas.

A partir de ahí me he dedicado a buscar elaboraciones con ese tipo de uva y me he quedado sorprendido por el carácter especial que tiene la variedad bobal, desde rosados frescos, vinos jóvenes muy afrutados y elaboraciones de guarda elegantes y a la vez potentes.

En mi búsqueda por vinos valencianos también me asomé a la zona llamada Alforins, entre Onteniente, Fontanars, Fuente de la Higuera… límite con las provincias de Albacete y Alicante y mi sorpresa fue la excepcional calidad de vinos maduros, llenos de color y sabor, potentes y muy bien trabajados. La uva Monastrell, junto con Tempranillos, Cabernet y alguna uva autóctona como la Mandó, demostraron coordinarse perfectamente con el clima y terruño de la zona, dando lugar a vinos muy mediterráneos.

Enrique Mendoza

Alicante también me sorprende cada vez más. Conocí a Pepe Mendoza, de bodegas Enrique Mendoza y rápidamente me sorprendieron la riqueza de sus vinos, diferente manera de entender uvas como la Monastrell, dejándola expresar, con diferentes texturas dependiendo del tipo de suelo y edad de las viñas. También descubrí la zona de Monóvar y alrededores (Pinoso, Salinas…) donde la reina Monastrell endulza mi paladar con maravillosos vinos Fondillon y jóvenes vinos muy golosos.

Y si subimos al norte, no olvidemos a los vinos de Castellón que van en busca de su propia identidad, pero cada vez más cerca de ella. Puedo hablar de los municipios de Les Useres y Vilafamés, donde con un clima mediterráneo tan cerca del mar y parapetados por las montañas litorales, se obtienen vinos frescos, con una acidez muy marcada, aptos para una crianza que le aporta elegancia y nada que envidiar a vinos de latitudes más septentrionales.

Os invito a que descubráis nuestros vinos, vale la pena disfrutarlos, hay muchos, para todos los bolsillos y gustos y sin miedo, con nuestra mejor intención, si nos gustan repetiremos y para los elaboradores será un orgullo que en su tierra se disfruten de los sabores y el esfuerzo que ponen para estar en nuestras mesas.

Javier Prats |  @vinosdebobal | Entusiasta de los vinos 3.0 | www.vinovalenciano.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here