Godella y los vecinos de Burjassot alegarán contra IKEA porque su montaje en Paterna supondrá un colapso del tráfico en la zona

0
41

El anuncio del futuro convenio que firmarán la multinacional sueca y el Ayuntamiento de Paterna, para el aterrizaje de IKEA en este municipio de l´Horta, ha abierto el debate sobre los problemas de tráfico en Godella y Burjassot.
“A las dificultades puntuales que genera el centro Heron City durante los fines de semana, IKEA agravará el problema en nuestro término municipal”, aprecia el primer edil de Godella, Salvador Soler.

El barrio residencial de Campolivar de este municipio linda con el área comercial, y “muchos de los desplazamientos se producen por este barrio, que no está preparado para recibir tal densidad de tráfico –añade Soler- por lo que presentaremos alegaciones al proyecto una vez se exponga públicamente y conozcamos todos los detalles”. De esta manera esperan poder encontrar distintas soluciones que aclaren las dudas que ahora mismo tienen sobre las conexiones con la autovía y la zona donde se implantará la tienda y la Ciutat de l´Hàbitat.

En el caso de Burjassot, la que también se muestra reticente al montaje de la multinacional sueca es la Asociación de Vecinos de Blasco Ibáñez. “Tenemos claro que presentaremos alegaciones porque, al igual que el proyecto Eroski de Burjassot supondrá un aumento considerable del tráfico, IKEA lo agravará aún más”, indican desde la asociación. En este sentido, desde la asociación creen que parte del tráfico se desviará por el municipio, “colapsando las calles ya de por sí saturadas por la falta de un estudio de movilidad sostenible”.

100.000 vehículos por hora

Desde Paterna, el Centro Democrático y Social también ha querido dejar constancia del aumento del tráfico rodado que supondrá el interés de los ciudadanos por el diseño sueco.

“La CV-35 o la carretera de Liria, en la actualidad los accesos a la zona comercial, Campo Olivar y Cruz de Gracia, tienen una afluencia de vehículos los fines de semana aproximadamente de 1700 vehículos a la hora, lo que satura la zona y provoca molestias a los residentes de la zona”, explica el portavoz del grupo, Juan Fernández. Por esta razón, sus expectativas prevén que, cuando el complejo comercial del Hàbitat este en funcionamiento, la cifra sea de 1800 vehículos por minuto, “lo que supondría el acceso de 100.000 vehículos por hora”.

Desde todos estos frentes se exige un estudio de movilidad y de impacto ambiental, así como un estudio de las infraestructuras viarias que se planteen para evitar el consecuente aumento de tráfico una vez IKEA abra sus puertas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here