Quantcast

Godella, Rocafort, Moncada y Massarrojos tratan de coordinar su tráfico rodado para darle fluidez y sentido a sus comunicaciones

Las localidades de Godella, Rocafort y Moncada y la pedanía de Massarrojos comparten mucho del tráfico rodado que atraviesa sus términos municipales. Una circunstancia, reforzada por la vía que atraviesa los cuatro municipios desde el final de la calle Lauri Volpi, en Burjassot, hasta el límite de Moncada con Alfara del Patriarca marcado por las vías de FGV, que obliga a sus ayuntamientos a entenderse en materia de movilidad.

trafico-godella-2Hace un par de semanas, los tres gobierno municipales y el alcalde pedáneo de Massarrojos se reunieron en Moncada para tratar este asunto: cómo ordenar el tráfico de manera coordinada para crear un recorrido fluido y con sentido para los desplazamientos habituales por esta carretera. El pasado jueves, la reunión se repitió en las dependencias de la Diputación provincial, institución titular de un tramo de esta vía.

El objetivo, en definitiva, es que todas las partes implicadas se pongan de acuerdo a la hora de ordenar el tráfico ya que se trata de un recorrido habitualmente supramunicipal y es necesario que se tomen medidas, por tanto, supramunicipales. Evitar, por ejemplo, que un Ayuntamiento decida darle un sentido único a su tramo de vía y el Consistorio del municipio aledaño haga lo propio pero en el sentido de circulación contrario.

Aunque existe cierta voluntad y, sobretodo, conciencia de que la ordenación del tráfico se debe hacer de manera coordinada para evitar rodeos, recorridos innecesarios por los cascos urbanos y, sobretodo, caos circulatorio con el incremento de la contaminación que ello supone, parece ser que existe un escollo difícil de superar en las negociaciones: mientras Godella y Rocafort quieren que la citada vía sea de un único sentido en dirección hacia Moncada, es decir, de penetración hacia los municipios, Moncada y Massarrojos pretenden que sea de salida hacia Valencia.

En estos momentos, las conversaciones están en una fase muy inicial y en la que sí hay un acuerdo por intentar ponerse de acuerdo. Con la intermediación de la Diputación de Valencia y sobre la base del estudio de movilidad que Rocafort encargó y pagó -es el único de los municipios implicados que dispone de esta herramienta- se intentará llegar a un acuerdo para diseñar una conexión entre las cuatro localidades con sentido que redunde en beneficio de todos aunando criterios de sostenibilidad, seguridad y economía.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *