Godella produce ‘Tarquinius’, una ópera de Benjamin Britten

0
172

SONY DSCEl sábado 4, a las 20 horas y el domingo 5 de octubre, a las 19.30, Godella estrenará, en el teatro Capitolio, la ópera Tarquinius (The rape of Lucretia), de Benjamin Britten, con la dirección musical del pianista godellense Jorge Giménez, miembro de la Ópera Nacional de París, la dirección escénica de Tono Berti, y la producción de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Godella.


Tarquinius es el resultado de muchos meses de trabajo que, por fin, ven la luz. Es un proyecto ambicioso del que nos sentimos muy satisfechos con el resultado que ahora presentamos al público godellense y valenciano aficionado a la ópera y al arte en general”, afirmó, concejal de Cultura y Comunicación, Ferran Vilella.

Las entradas se pueden adquirir ya a través de Instant Ticket y llamando al 902 444 300. La obra, que se estrena en el Capitolio, tiene una duración aproximada de dos horas y es una adaptación de la ópera original estrenada en 1946 en Inglaterra, con libreto de Robert Duncan y con título homónimo al del libro en el que, a su vez, está basada: Le viol de Lucrèce, de André Obey.

Si aquella obra tenía como escenario la Roma imperial bajo el dominio de los etruscos, unos quinientos años antes de Cristo, la versión que ahora se estrena en Godella es una adaptación contemporánea en la cual dos coros, uno masculino y otro femenino, representan a reporteros de guerra y personal sanitario de un campamento de refugiados inmiscuidos en un conflicto bélico. La confrontación entre la maldad del antihéroe Tarquinius y la pureza de la protagonista Lucrècia marcan el desarrollo de la ópera, cuya trama escénica ha sido revisada en esta adaptación para que el punible acto de violencia que el antihéroe comete contra la protagonista sea representado con una visión más crítica y reprensible que en su versión original.

El rol de Tarquinius adquiere protagonismo precisamente para recriminar la crueldad de su acto vejatorio contra Lucrècia, que acaba suicidándose. “Extrapolar esta historia de la Antigüedad a una situación contemporánea es la manera de denunciar las agresiones que todas las guerras han provocado a lo largo de la historia”, explicó el director de escena, Tono Berti.

Los músicos

Además de los coros, la ópera dispone de un nutrido grupo de músicos profesionales, muchos de ellos formados en la fértil escuela godellense, incluido el mismo director musical de Tarquinius. Cerca de una quincena de músicos participarán en la ópera, en la que se escucharán instrumentos como por ejemplo el oboe, el clarinete, el piano, el arpa, la flauta y el contrabajo, entre otros.

Respecto a la parte musical, “esta partitura nos ofrece un gran conjunto de recursos expresivos que van desde la más apacible y calma felicidad que se expresa en algunos de los conjuntos femeninos hasta la más caótica, oscuridad y descontrolada fuerza que mueve a Tarquinius. Con todo, se consigue una música cargada de dramatismo y emociones, una densidad orquestal, de influencia barroca, que hábilmente mezclada con las voces otorga a la música una fuerza dramática cargada de emociones de principio a fin”, explicó el director musical de Tarquinius, Jorge Giménez.

Como novedad, la presente propuesta escénica incluye la proyección de vídeos sobre las paredes laterales del teatro que serán exhibidos durante la representación de la ópera y que simbolizan el tratamiento informativo que se suele dar a las imágenes y de lo que no suele ofrecerse en los informativos. Además de un plano fijo con gran angular desde el techo del teatro, como representación de la visión subjetiva de la mirada de la divinidad.

Se trata de la segunda ópera que Godella ofrece desde la rehabilitación de su teatro. Nabucco, la tragedia lírica en cuatro actos de Giuseppe Verdi, llenó el Capitolio el pasado mes de marzo de 2013. En aquella ocasión, la producción corrió a cargo de Ópera 2001.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here