Geranios, albahaca y hierbabuena en los jardines de Burjassot contra el mosquito tigre

El Ayuntamiento de Burjassot, a través de la Concejalía de Servicios Municipales, dirigida por Manuel Lozano, ha puesto en marcha diferentes medidas de prevención y tratamiento frente al mosquito tigre, una variedad de insecto tropical, más pequeño y agresivo de lo habitual que pica de día y que está presente en el municipio. Entre otras medidas, los jardines municipales van a contar con geranios, albahaca y hierbabuena para repeler a esta especie.

triptico mosquito_Page_2Por un lado, el Consistorio ha editado un tríptico en el que se explica qué tipo de insecto es el mosquito tigre y cuáles son sus principales focos de cría para que la población tenga la información al alcance la mano y, con ello, colabore también en la higiene medioambiental de sus casas, jardines privados o terrazas para que dichos focos no se produzcan.

Este tipo de mosquito tiene como principales focos de cría los maceteros vacíos y platos de macetas en los que se queda agua, las canaletas para la recogida del agua de lluvia, los agujeros en los troncos de los árboles o los aspersores que goteen, entre otros. Ante estos puntos, es necesaria la colaboración ciudadana para que, en sus espacios privados, no se reproduzca el mosquito.

Por otro lado, el Ayuntamiento está llevando a cabo en diferentes parques del municipio la plantación de especies de plantas que, de manera sostenible y como repelentes naturales de los insectos, también realizan la función de prevención de este tipo de mosquito. Se trata de albahacas, hierbabuenas y geranios que, por su olor, son repelentes naturales de los insectos. En el caso de la última de las especies, los geranios, ya se han plantado 120 ejemplares de los 300 que han nacido, a partir de esquejes, en el Centro Socioeducativo Díaz Pintado, gracias al trabajo que desarrollan los diferentes talleres que tienen lugar en el mismo.

A todo ello se une la labor que están realizando técnicos profesionales en la materia revisando los focos de mosquitos, tales como los imbornales urbanos, los puntos de agua estancada, las fuentes y las acequias colindantes a Burjassot, entre muchos otros.

El Concejal de Servicios Municipales, Manuel Lozano, recuerda, “la importancia de la colaboración ciudadana. Nuestros vecinos tienen que implicarse también en el control, del mosquito tigre aplicando medidas en los puntos donde se crie el mosquito para que dichos puntos estén limpios, secos y libres de huevos. Algo tan sencillo como, por ejemplo, eliminar el agua sobrante del riego de las plantas ya es un gran paso para evitar la proliferación del citado insecto”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *