Quantcast

Fomento intentó despachar a los alcaldes de la línea C-3 por la vía rápida y casi sin explicaciones 

La sensación, o más bien la certeza de sentirse utilizados. Así se sintieron ayer los alcaldes de la docena de municipios de la línea de cercanías C-3 en el Ministerio de Fomento; una sensación, o una certeza, que ya tuvieron el 17 Noviembre, cuando les dijeron que los trenes no llegarían a Valencia el 14 de Diciembre, pero lo harían “en breve”.

Alcaldes C3 reunion Fomento

Entonces Fomento desactivó una movilización que se iba a producir en pleno periodo electoral, con las elecciones generales a la vuelta de la esquina. Las promesas de Noviembre se las llevó el viento de Diciembre, el de Enero y también el de Febrero; entonces llegó el ultimátum y la convocatoria de una movilización ciudadana para ayer.

Nuevamente desde el Ministerio de Fomento volvieron a probar con convocar otra reunión, con disculpas incluidas en la carta de citación por la falta de información. Y con una decena de alcaldes sentados a la mesa se presentó el Secretario General de Infraestructuras, Manuel Niño. El arranque de la reunión no fue nada prometedor, “problemas técnicos”, “imprevistos”, y nuevas promesas de fechas próximas. Sin concretar; sin compromisos firmes.

Ahí se agotó la paciencia de algunos alcaldes. Exigieron una explicación razonable y, sobre todo, creíble. Manuel Niño se escudó en que eran cuestiones “muy técnicas y difíciles de entender”. Y entonces los alcaldes jugaron la baza técnica; en la mesa estaba un miembro de la Plataforma por el Transporte Público, ingeniero de profesión, y perfecto conocedor de esas cuestiones técnicas.

La reunión vivió su momento de tensión hasta que el Secretario General de Infraestructuras tuvo que llamar a técnicos de la casa para que participaran en la reunión y dieran explicaciones. Algo que no estaba previsto.

Entonces se puso sobre la mesa cuáles eran esas obras que, según parece, en Noviembre nadie sabía que tenían que hacerse. Ampliar el andén 85 metros, un software complejo, y un escape entre vías, entre otras. Siete años de obras y aún las había que no estaban previstas; la incredulidad creció entre los alcaldes, que tuvieron que conformarse con esas explicaciones, ahora más plausibles por venir de los técnicos.

En definitiva, unas explicaciones que pueden parecerse a la verdad. Siempre que se cumplan,algo que se sabrá en el plazo aproximado de un mes y medio.

Y eso sólo de la llegada del tren a la Estación del Norte de Valencia. De desdoblar la vía, nada de nada, de electrificarla de Buñol hasta Camporrobles, tampoco, y de aumentar las frecuencias, o al menos recuperar las perdidas estos años, sólo en función de la demanda.

“Me genera desconfianza”, “vamos a estar vigilantes”, o “acudiremos a ver las obras y ver si todo es cierto en Abril”, es lo más comentado entre los alcaldes de la C-3.


 
 
 

2 Responses to Fomento intentó despachar a los alcaldes de la línea C-3 por la vía rápida y casi sin explicaciones 

  1. Angel 18 de febrero de 2016 en 13:03

    Sr Rajoy:
    Lea esta noticia

    ¿que reflexion hace sobre Fomento?

    Responder
  2. JAP 18 de febrero de 2016 en 13:09

    donde no hay presión, no hay solución.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *