Fomento elimina el terraplén en el paso del AVE y eleva el trazado con un viaducto de 835 metros de longitud

0
104

El Ministerio de Fomento, atendiendo a las insistentes reivindicaciones del Ayuntamiento de Puçol, ha aceptado incluir una “mejora” en el proyecto del trazado del AVE a su paso por esta localidad. Así, sustituirá el conjunto de estructuras planteadas, que incluía un terraplén, por un único viaducto de 835 metros de longitud.

+ El Ayuntamiento insiste en que su opción es el cambio de trazado o el soterramiento

+ El PP pide al equipo de Gobierno que “sea valiente” y exija el soterramiento del AVE

Los portavoces de los grupos municipales del PP, Mariano Sanchis, Pavalur, Ignacio Díaz, y de Acord d’Esquerres y concejal de Urbanismo, Juan Manuel Busto, han acompañado al alcalde, José Vicente Martí, a Madrid para reunirse con miembros de la Secretaría General de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, quienes les han informado de los cambios introducidos en el proyecto.

Objetivo: garantizar la permeabilidad
El trazado del nuevo corredor ferroviario a su paso por Puçol discurre
por el este de la población y cruza sobre la autovía V-21 y la carretera
Puçol-Playa de Puçol (Camí la Mar).

En el Estudio Informativo, aprobado el 19 de junio de 2006, el trazado en esta zona quedó fijado como una alineación curva de 4.500 metros de radio, que utiliza el corredor disponible que deja el espacio natural conocido como Marjal de los Moros y que salvaba las citadas infraestructuras mediante un viaducto sobre el Camí la Mar, al que seguía un terraplén intermedio y una pérgola sobre la autovía V-21.

En el Proyecto Básico, redactado posteriormente, se planteó una primera variación respecto al Estudio Informativo, que hacía desaparecer el terraplén y que proponía un único viaducto de 380 metros de longitud para cruzar sobre el Camí la Mar y conectar directamente con la pérgola sobre la V-21.

Ahora, y después de una serie de reuniones mantenidas con el Ayuntamiento de Puçol, el Ministerio de Fomento ha decidido atender a las necesidades específicas del terreno que cruza el corredor, mejorando aún más la permeabilidad transversal en toda la huerta en la zona.

La nueva solución
La solución adoptada consiste en aumentar la longitud del viaducto, que pasa de 380 a 835 metros, y en modificar la rasante para ajustar mejor el perfil longitudinal de la línea al terreno natural.

De esta manera se reducen las afecciones a la densa red de acequias y caminos existentes, y se recorta la ocupación que hubieran producido los terraplenes de acceso a la estructura, disminuyéndose así las expropiaciones.

Tras las modificaciones presentadas hoy al alcalde de Puçol, el coste del viaducto contenido en el nuevo trazado supera en 6, 9 millones al previsto en primer lugar en el proyecto básico, hasta alcanzar los 21, 5 millones de euros de inversión para su construcción.

El Ministerio de Fomento cuidará, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias -responsable de la redacción del proyecto y ejecución de las obras de este tramo de la línea-, todos los elementos de diseño en el viaducto que contribuyan a una correcta integración de la estructura en el territorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here