bánner Auditori Horta Noticias

Fiscalía pide desestimar la demanda de Asunción contra Martínez al primar la libertad de expresión

0
48

La fiscal ha solicitado este martes a la titular del juzgado de Primera Instancia número 11 de Valencia que desestime la demanda interpuesta por el ex ministro socialista Antoni Asunción contra la secretaria general del PSPV de la provincia de Valencia y alcaldesa de Quart de Poblet, Carmen Martínez, en relación a unas manifestaciones que vertió contra él, al entender que prima más la libertad de expresión que el derecho al honor.
El Ministerio Público ha realizado esta petición durante el juicio que ha tenido lugar en Valencia como consecuencia de la demanda civil que interpuso Asunción el pasado mes de enero contra Martínez por unas declaraciones que vertió contra él durante la celebración del Comité Nacional del PSPV relacionadas con la solvencia de sus empresas y con sus supuestas relaciones con el PP.

La vista ha tenido lugar este martes tras ser suspendida la semana pasada puesto que las partes personadas en el procedimiento solicitaron la presencia del fiscal para garantizar sus derechos.

Este martes, con la fiscal presente, se ha podido celebrar la vista, en la que se ha exhibido el vídeo con las intervenciones de varios socialistas y de Martínez en el Comité del PSPV en el que se realizaron diversas alusiones a Antoni Asunción. En el visionado, se puede escuchar a Martínez diciendo, aunque sin nombrar al ex ministro, que “han habido unos cuantos millones de euros que un banco te ha prestado para que no te embarguen la casa ni te vayas con demasiadas ruinas de tu empresa” y “alguien que no da la cara (…), que está sirviendo a los intereses del PP en esta comunidad”.

Estas declaraciones fueron recogidas al día siguiente por un periódico de tirada nacional, cuyo redactor ha tenido que declarar en calidad de testigo para explicar cómo consiguió estas declaraciones, puesto que el comité se celebró a puerta cerrada y sin acceso a los medios de comunicación.

Al respecto, este periodista ha explicado que publicó esta información después de hablar con varios miembros del PSPV que estuvieron escuchando las intervenciones. Así, ha insistido en que él no escuchó nunca las frases de boca de Martínez, puesto que no estaba presente, y ha indicado que no recuerda si luego la llamó para confirmarlas pero ha asegurado que, a pesar de no haber escuchado las frases, nunca nadie se las desmintió.

Carmen Martínez también ha indicado que “en ningún caso” transmitió a los periodistas su discurso en el comité. “En el PSPV hice una intervención a puerta cerrada, ninguna otra declaración pública”, ha aseverado. “No hice ninguna otra intervención”, ha apostillado. Tan solo concedió unos días más tarde una entrevista a otro diario para hacer puntualizaciones.

Ante ello, el Ministerio Fiscal ha solicitado que se desestime la demanda interpuesta al entender que prima más el derecho a la libertad de expresión y de información que el derecho contra el honor al que alude Asunción. Para realizar esta solicitud, se ha apoyado en jurisprudencia del Tribunal Supremo, y ha recordado que este organismo indica que la libertad de expresión tiene mayor peso en el ámbito político y si afecta a personas con proyección pública, como es este caso.

Este órgano también señala que en ningún caso la libertad de expresión puede amparar el insulto ni actitudes ofensivas, pero la fiscal estima que en este caso tampoco se produjeron de manera estricta. A su entender, hubo manifestaciones “ofensivas” pero “dentro de una campaña política”.

Asimismo, la fiscal recuerda que Asunción es una persona de proyección pública y señala que las afirmaciones vertidas contra él no faltan a la veracidad, puesto que, según recogen algunos documentos, la empresa en la que tenía participaciones estaba próxima a la insolvencia.

El letrado de Martínez ha coincidido con los argumentos de la fiscal y ha señalado que el comité es un acto privado en el que se realizan críticas que Asunción “debería de asumir”. “Es un órgano crítico y político”, ha agregado. Además, ha puntualizado que Martínez no hizo ninguna filtración a ningún medio ni acusó a nadie, puesto que se limitó a hacer preguntas en voz alta.

Por su parte, el abogado de Asunción, que reclama una indemnización de 6.000 euros, se ha pronunciado en contra de estos argumentos y ha insistido en que se debe estimar la demanda porque es “mendaz” que se hayan referido a que su cliente hubiera hecho lo que fuera en el ámbito político para evitar el embargo de sus bienes.

El letrado no ha negado las dificultades por las que pasó la empresa de Asunción, pero a su juicio esto no justifica que se haya dado a entender que éste actuaba para conseguir un fin y evitar que se le embargara su patrimonio. Así, entiende que hubo afirmaciones “inciertas” y que se excedieron los límites del derecho al honor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here