Quantcast

Fiscalía califica la agresión al guardia civil de Puçol, a su compañero y a sus parejas de “supuesto delito de terrorismo”

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha considerado que la agresión a dos guardias civiles –uno de ellos vecino de Puçol– y sus parejas en la localidad navarra de Alsasua puede encuadrarse en un delito de terrorismo y, por tanto, es de su competencia investigarlo.

Agresión Alsasua

En el escrito del Ministerio Público, al que ha tenido acceso EFE, el fiscal establece que “se trata de graves hechos delictivos contra la integridad física de miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad realizados con el propósito de atemorizar a colectivos que no comparten sus ideas y generando una grave alteración para la paz pública”.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 15 de octubre pero, según la Fiscalía, están enmarcados “dentro de la campaña de hostigamiento que sufren los agentes en determinadas localidades del País Vasco y Navarra”.

De hecho, el representante del Ministerio Público ha matizado que la “expulsión de Euskadi de la Guardia Civil” era una de las exigencias recogidas por ETA para abandonar su actividad armada.

Por ello, la Fiscalía considera que el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, presidido por la magistrada Carmen Lamela, es competente para investigar unos hechos que pudieran tratarse de un “supuesto delito de terrorismo“.

Ahora, el Ministerio Público solicita todas las actuaciones practicadas por la Policía Foral de Navarra, las diligencias previas incoadas por el Juzgado de Instrucción de Pamplona una vez se detuvo a los presuntos autores y también requiere al instituto armado un informe sobre “la campaña de acoso” que sufren los agentes en dicha Comunidad.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) fue quien denunció ante la Audiencia Nacional esta agresión al considerar que se enmarca dentro de los delitos de odio y terrorismo, por lo que la juez Carmen Lamela pidió ayer a la Fiscalía que se pronunciase sobre la competencia para investigar el caso, dado que un juzgado de Pamplona ya abrió diligencias tras la detención de los presuntos autores.

La denuncia de Covite también se extiende al colectivo Ospa!, a los responsables de la cuenta de Twitter @AltsasukoGA y a las personas y entidades “que pudieran haber sido partícipes” en la agresión y en las campañas denominadas Alde Hemendik (Fuera de aquí).

Covite señala en la denuncia que, a las horas de la “brutal paliza”, la entidad Ospa! facilitó un comunicado “a medios afines a la izquierda abertzale” supuestamente para “contradecir los hechos”.
Además, ese mismo día, en Alsasua, se concentraron un grupo de personas, “portando pancartas de Alde Hemendik, con el logo habitual de ETA (flecha sinuosa de dos puntas)”, que pretendía “desmoralizar y forzar la salida del País Vasco y Navarra a los colectivos afectados”, Como la Guardia Civil.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo subraya que en el municipio navarro, con motivo de esta campaña, “se han producido actos violentos y agresiones, precedidos de campañas de desmoralización, presión, y hostigamiento”, que constituyen una “muestra evidente de incitación al odio”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *