Fintech: qué son y por qué se están haciendo tan famosas en España

0
283

Las empresas Fintech como PréstamosOnlineYa u otras similares del mismo sector son aquellas que ofrecen servicios de financiación virtual de forma eficaz y a bajo coste. Incluso las entidades bancarias tradicionales han optado por brindar a sus clientes la opción de descargarse una aplicación móvil gratuita, de forma que los interesados en utilizar este invento tecnológico puedan gestionar sus cuentas, hacer un pago o pedir un préstamo a través de la web. Las empresas pertenecientes a este sector mueven un capital de más de 11.000 millones de euros. Un 23% de ellas se dedican a los medios de pago, pero no muy por debajo le siguen las especializadas en préstamos, que alcanzan un 21%.

La mayoría de las plataformas online que ofrecen la posibilidad de solicitar un crédito rápido funcionan de igual manera. Sus principales ventajas son la rapidez y la comodidad, ya que se pueden usar en todo momento y desde cualquier lugar. Basta con tener un aparato electrónico con conexión a Internet para acceder a la página web deseada. Dicho acceso se puede hacer de día o de noche, sin ningún límite horario. Además, el trámite no tarda más de 10 o 15 minutos, ya que el uso de sistemas automatizados permite aprobar o denegar una solicitud de manera casi inmediata.

La rapidez a la hora de conceder los préstamos ha hecho que este tipo de compañías se consoliden y expandan favorablemente en el país. Cabe destacar que durante el pasado año 2016, un 70% de los españoles optó solicitar un microcrédito a alguna firma telemática, según se explica en el Informe Mundial de Banca Minorista. Normalmente, las familias que deciden acceder a estos portales web lo hacen por necesidades económicas urgentes de baja cuantía, o sea, hasta unos 500 euros aproximadamente, como arreglar el coche o pagar una factura inesperada.

Serán tramitadas las solicitudes de casi cualquier persona, independientemente de que ésta tenga o no un empleo temporal o fijo, ya que no es necesario presentar nómina. Tampoco se requiere un aval como garantía del préstamo en situación de impago. Incluso, aunque el solicitante forma parte de una lista de morosos puede pedir el préstamo deseado.

El proceso es muy sencillo: el primer paso es registrarse en la página elegida rellenando un formulario con datos personales, donde se tendrá que incluir un número de teléfono y una dirección de correo electrónico. Después se elige la cantidad exacta de dinero que se desee recibir y el plazo de devolución, es decir, el tiempo que se necesita para devolver el préstamo. En ese mismo momento aparecerán los gastos adheridos; por ejemplo, si el importe solicitado es de 300 euros a devolver en 65 días, los intereses serán de 45,26 euros. Después, la plataforma se tomará unos minutos para analizar todos los datos y verificarlos, tras lo cual ingresará el dinero a la cuenta bancaria previamente indicada.

Además, en caso de usar estos servicios más de una vez, las páginas fidelizan clientes, ofreciéndoles ventajas como la posibilidad de pedir otro crédito con un límite más alto de cuantía. Antes de aceptar el dinero, se debe prestar atención en las características de las comisiones, que puedan aumentar el coste final del crédito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here