FGV rehabilita y pinta las estaciones de superficie de líneas 1, 2 y 3

0
483

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha rehabilitado y pintado los edificios y estaciones en superficie de las Líneas 2 (Llíria-Torrent Avinguda) y 3 (Rafelbunyol-Aeroport) de manera completa y la Línea1 (Bétera-Villanueva de Castellón) en su parte norte, hasta Bétera.

Estas actuaciones están incluidas en el programa de mantenimiento preventivo, correctivo y de ejecución de obras accesorias que tiene como finalidad garantizar la conservación de edificios, estaciones y apeaderos de metro y paradas de tranvía, al que FGV destina en total 1,1 millones.

FGV ha realizado esta actuación siguiendo una división realizada según su tipología de construcción e historia, pretendiendo una uniformidad pictórica en cada grupo y una intervención coherente que preserve el patrimonio industrial.

Las estaciones de la zona norte, como Burjassot, Burjassot-Godella, Godella, Rocafort, Massarrojos, Montcada-Alfara, Masíes, Bétera, L’Eliana, Benaguasil 1, Benaguasil 2, Llíria, Almàssera, Meliana, Foios, Albalat dels Sorells, Museros, Massamagrell y Rafelbunyol, tienen un paramento ocre y una molduración en blanco.

Las estaciones de la zona sur, como Paiporta, Picanya, Torrent, Picassent, Alginet, L’Alcúdia, Benimodo y Alberic, tendrán paramento de color ladrillo caravista como en el momento de su construcción.

La tercera división agrupa a las estaciones del nuevo tradicionalismo de posguerra, como Sant Isidre (antigua), San Ramón, Font Almaguer, Fuente del Jarro, Els Carolines (antigua) y Torre de Godella, que contarán con un paramento en blanco.

Como cuarta opción se hallan las estaciones de Paterna, Seminari y Canterería, con una propuesta de colores corporativos de Metrovalencia como son el rojo, blanco y negro.

El quinto grupo lo acapara la estación de La Canyada que, pese a ser una estación proyectada en 1946 y bajo unos parámetros conceptuales diferentes a las del resto de la línea, tiene ya la misma tonalidad de ocre y blanco, dadas las semejanzas en molduraciones.

Un nuevo agrupamiento, también de una sola instalación, lo constituirá la estación en superficie construida con la inauguración del nuevo trazado de la línea a Villanueva de Castellón en 1990. Dada sus características y naturaleza, se limpiará sus paramentos, que son de ladrillo caravista.

El séptimo y último grupo está compuesto por apeaderos, marquesinas, casetas e instalaciones recientes o de nueva construcción, como Pobla de Vallbona, Torre del Virrey, Montesol, El Clot, Entrepins, La Vallesa, Santa Rita, Horta Vella,, Sant Isidre, Col·legi el Vedat, Realón, Omet, Espioca, Ausiàs March, Montotal y Massalavés, en las que se están empleando los colores corporativos rojo, blanco y negro.

Las estaciones de Carlet y Campamento de Paterna, dada su singularidad como Bien de Relevancia Local, deben ser objeto de un proyecto exclusivo de rehabilitación y restauración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here