FGV inicia las obras del tranvía en Pont de Fusta que se prolongarán todo el mes

0
411

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) inicia este martes las obras de sustitución del carril del bucle de Pont de Fusta, perteneciente a la Línea 4 del tranvía (Doctor Lluch-Mas del Rosari) de Metrovalencia. El presupuesto inicial de esta actuación asciende a 344.547 euros y cuenta con un plazo de ejecución de tres meses.

Esta medida se enmarca dentro de la política de mejora de las condiciones de la red y consistirá en la sustitución de las vías y desvíos en este punto, que está en servicio desde hace 23 años y ha acumulado desgaste. Las obras previstas incluyen la renovación de vía, recarga de aparatos y repavimentación del entorno.

Los trabajos se realizan, en una primera fase, de tal manera que no afectan a la circulación habitual de los tranvías. No obstante, se ha previsto que durante el mes de agosto la parada de Pont de Fusta quede fuera de servicio hasta completar las actuaciones previstas.

Mientras se prolonguen las obras que afectan a la circulación de los tranvías en esta zona, entre el día 1 de agosto y hasta finalizar el mes, FGV ha puesto en funcionamiento un servicio complementario de autobús entre las paradas del tranvía de Pont de Fusta y Primado Reig. El autobús está adaptado para personas con movilidad reducida.

FGV ejecuta en la red de Metrovalencia desde su área técnica, y a través del departamento de mantenimiento de instalaciones fijas, este tipo de trabajos que se incluyen dentro del Plan de Mantenimiento de Vía, sobre la infraestructura de vía y acciones de bateo y amolado de carril, a las que destinan alrededor de 500.000 euros anuales. A su vez, la empresa cuenta con un contrato de apoyo al mantenimiento de vía de las líneas de metro que está dotado con 300.000 euros anuales.

El Plan de Mantenimiento de Vía de FGV determina las frecuencias en las inspecciones que se realizan a la vía y a los aparatos de vía, con lo que se obtienen unos índices de calidad y unas calificaciones en función de su estado que determinan la planificación de las acciones de conservación y mantenimiento del sistema.

Las intervenciones programadas mejoran las condiciones de confort para los usuarios, alargan el tiempo de utilización de la infraestructura, su fiabilidad y prolongan la vida útil de los trenes y reducen el consumo de energía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here