FGV acepta abrir un conducto bajo las vías para evitar inundaciones en la calle Virgen del Olivar

0
17

El pasado mes de octubre, la alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, se reunió con técnicos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) para buscar una solución al problema de inundaciones en el paso inferior de las vías del metro en la calle Virgen del Olivar.
El Ayuntamiento de Torrent ha mantenido conversaciones con FGV durante estos meses para buscar una solución viable y han concluido abrir un conducto bajo las vías del metro, parecido al que había en los ’70, con el objetivo de que el agua de las lluvias siga su transcurso natural hasta los huertos situados al otro lado de las vías minimizando los problemas de inundaciones.

Folgado, acompañada por el concejal de Medio Ambiente, José Gozalvo, se han acercado al paso inferior de la calle Virgen del Olivar para comunicar a los vecinos de la zona la solución técnica de FGV que se llevará a cabo lo antes posible.

Tanto el consistorio como FGV están redactando una memoria técnica para detallar la obra que debería desarrollar cada parte: el Consistorio debe encargarse de las obras en la propia calle y FGV de su infraestructura. El Ayuntamiento de Torrent se reunirá la próxima semana con el director de FGV, Pablo Cotino, para firmar el convenio de aprobación de la solución técnica del paso inferior de Virgen del Olivar.

Durante las fuertes lluvias del mes de septiembre del año pasado, el municipio registró picos de 175 litros por metro cuadrado viéndose afectados determinados puntos de la ciudad.

Tras las lluvias, la alcaldesa anunció en pleno ordinario la creación de una Comisión Especial de Actuación frente a los daños acaecidos elaborando un plan de actuación con el objetivo de reseñar y dar soluciones técnicas a los daños registrados, establecer un protocolo de seguimiento y comunicación directa con los vecinos afectados, gestionar actuaciones con entidades autonómicas y estatales con el fin de prever situaciones similares en el futuro y evitar que se pueda dar lugar a los mismos hechos en las zonas más afectadas por las lluvias. Fruto de esta comisión y de la reunión se barajó la posibilidad de reabrir el paso para que el agua de las lluvias siguiera su transcurso natural hasta los huertos situados al otro lado de las vías.

Miembros de la Asociación de Vecinos Camí la Noria facilitaron al Consistorio unas fotos de la década de los 70 en las que las vías están descubiertas y se propuso a FGV como una opción viable. Ahora que se aprueba la solución técnica, el antiguo paso volvería a abrirse y permitirá que el agua de las lluvias siguiera su transcurso natural hasta los huertos situados al otro lado de las vías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here