EUPV acusa al PP de utilizar Emarsa como oficina de colocación de personal afín

0
61

El consejero delegado de EUPV, Joan Antoni Pérez, criticó ayer en la Junta General de Emarsa, que los populares hayan utilizado esta empresa como oficina de colocación de personal del PP, sin contar con profesionales para gestionarla, lo que ha desembocado en la actual situación de “ruina” que ahora emplean para justificar la privatización encubierta de Emarsa.
Además, considera que el Gobierno autonómico ha “desecado” la planta depuradora al no preocuparse por desarrollar una gestión eficiente ni dotarla de la financiación suficiente.

Según Joan Antoni Pérez, estas irregularidades “no son nuevas, ya que los sueldos de los directivos de la planta ya eran excesivos a principio de los 90, cuando el gerente cobraba más que el entonces presidente de la Generalitat, el socialista Joan Lerma”. Por eso, ha destacado que, “tanto el PSOE como el PP, son culpables de la situación que vive ahora Emarsa”.

Ante el alarmante nivel de deuda contraído por esta empresa pública –más de 6 de millones de euros-, el PP ha optado por disolverla y ceder la gestión de la depuradora de Pinedo a Epsar, empresa instrumental de la Generalitat, a través de un convenio que permite subcontratar la explotación a empresas privadas.

Según Joan Antoni Pérez esta maniobra obedece al interés por parte del Gobierno autonómico “de subcontratarlo posteriormente con la empresa afín al PP Aguas de Valencia”.

Sin embargo, la deuda contraída por Emarsa la asume la Emshi (Empresa Metropolitana de Servicios Hidráulicos), conformada por 51 municipios, y que gestionaba la empresa ahora disuelta. “Resulta totalmente injusto e inmoral que se pretenda cargar esta deuda sobre los vecinos del área metropolitana mientras que la gestión del servicio se privatiza”, ha criticado Joan Antoni Pérez.

Sin respuesta

El consejero delgado de EUPV ha informado de que desde esta formación se envió un fax a la gerencia de Emarsa el pasado 19 de julio solicitando la lista de proveedores contratados en los últimos cinco años, “una información que hasta el día de hoy no se ha facilitado, lo cual apunta a una clara falta de transparencia y despierta sospechas de que esconden algo. Presuntamente se podría haber facturado lo que no se debía por parte de Emarsa y a precios desorbitados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here