EU cree que si Corredera calla ante los “argumentos insidiosos” de la Conselleria, debe dimitir

0
53

Ante el comunicado de prensa hecho público por la Conselleria de Sanidad con declaraciones del director del área de salud de Manises sobre el aumento de atenciones sanitarias en el antiguo Hospital Militar como un éxito de gestión, EU de Mislata ha dirigido su mirada hacia el alcalde, Manuel Corredera, al que ha propuesto que, si calla antes esos “comentarios insidiosos”, tendrá un motivo más para dimitir.
Para EU, el alcalde se ha sumado a las dos últimas manifestaciones por el incumplimiento de los acuerdos firmados por la propia Conselleria respecto del hospital y en las que se pidió en más de una ocasión la dimisión del conseller, Manuel Cervera, “atenazado por la proximidad de las elecciones”.

El primer edil fue testigo directo de las reivindicaciones y petición de dimisión de los responsables políticos de la sanidad valenciana, pues formaba parte de la representación política, social, y sindical que portaba la pancarta con el lema ‘Todos juntos por la sanidad de Mislata’.

Según el grupo de la oposición, a pesar de todo, la nota de la Conselleria de Sanidad publicada en diversos medios de comunicación “aporta una serie de datos estadísticos y de traspaso de activos al Hospital de Mislata que no coincide en absoluto con los datos y la información de que disponen partidos políticos, sindicatos y agentes sociales de Mislata y que justifican de sobra la reivindicación vecinal, las manifestaciones pasadas y las ya convocadas”.

“El baile de datos y cifras que ofrece la Conselleria de Sanidad con respecto al ex Hospital Militar no hace referencia al personal del hospital, ni a la mejora de las instalaciones, cada vez más obsoletas, descuidadas o precarias, como tampoco al Plan de choque al que el mentado Luis Rosado se comprometía tan solo hace diez días con el propio Manuel Corredera y que nuestro alcalde exhibía como un triunfo de su diplomacia y buen hacer políticos”, advierten desde EU.

Por ello, consideran que Corredera se enfrenta a una “difícil papeleta” porque, argumentan, “en política no se puede servir a dos señores al mismo tiempo. Entre la obediencia al partido (en este caso el PP) y la sumisión al cargo superior orgánico, por un lado, y el servicio a la ciudadanía que representa y que le ha elegido como primera autoridad, por otro, hay, en no pocas ocasiones, contradicciones y hay que optar, pero no de mentirijillas, colocándose para la foto al frente de las protestas y reivindicaciones que no quiso oír desde octubre de 2009”.

Para el grupo de la oposición, Corredera ha de elegir entre la “sumisión a los dictados de su partido” y la “dignidad” de responder coherentemente a las declaraciones de su amigo y compañero de partido. Según el concejal de EU en el Consistorio, Salvador García de la Mota, “o responde como alcalde a argumentos insidiosos que no quieren ver la realidad o calla. En este caso, tiene otro motivo de peso para presentar su dimisión irrevocable como alcalde de Mislata”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here