EU celebra una concentración en el Ayuntamiento de “desagravio” a los ediles republicanos fusilados

0
58

EU de Aldaia ha organizado unas jornadas conmemorativas del 80 aniversario de la II República Española que comenzarán el día 14 de abril con una concentración frente al Ayuntamiento de “desagravio a los ediles republicanos fusilados al final de la Guerra Civil”.
En estas jornadas, también se realizará un debate y un videoclub sobre la lucha por la Republica como motor del cambio social en España. En la concentración, hablará el candidato a la Alcaldía, Juanjo Llorente, y Salvador Vilanova, de la agrupación de familiares de víctimas del Franquismo en la Fosa común de Torrent.

En el manifiesto que leerá Llorente frente al Consistorio, se hará una defensa de la República como el único modelo de democracia con derechos ciudadanos y libertades plenas y se recordará que la Monarquía Parlamentaria actual es resultado de la insurrección militar que truncó la II República y de la posterior época franquista.

Llorente criticará que el actual régimen continúa sin poner los medios necesarios y suficientes para restañar las heridas producidas en la memoria colectiva por el alzamiento fascista y por la supresión durante muchos años de todo atisbo de democracia y de libertades tanto en las instituciones públicas como en la vida civil y recordará el ejemplo concreto de los tres vecinos de Aldaia que ejercieron importantes responsabilidades bajo la II República, siendo por este motivo fusilados y enterrados en una fosa común al final de la Guerra Civil y que aún siguen pendientes de recibir el reconocimiento y la reparación institucional.

Se refiere a José Martínez Luna y Salvador Vilanova Canovas, que durante la II República el pueblo eligió como alcalde y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Aldaia, así como Manuel Sanz Lloret, que ejerció como secretario judicial por las mismas fechas.

Los tres fueron detenidos por los franquistas en abril de 1939 y fusilados el 8 de mayo de 1939, siendo enterrados en una fosa común en Torrent. Su único delito, el único dato fehaciente que pudo documentarse en su juicio sumarísimo, fue la fidelidad y lealtad mostradas a las legítimas instituciones de la II República.

“Consideramos que el actual Ayuntamiento de Aldaia, constituido al amparo de una legalidad y legitimidad democráticas que encuentran en la República su más directo precedente, tiene con la historia y con nuestro pueblo la obligación y responsabilidad ineludibles de recuperar la memoria y de reparar la dignidad arrebatadas a estas tres personas por la dictadura Franquista”, relata en el manifiesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here