EU advierte de que Valencia quiere eliminar el servicio de la EMT a pueblos del área metropolitana

0
28

El portavoz del grupo municipal de Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Valencia, Amadeu Sanchis, la diputada provincial de EUPV, Rosa Pérez, y el concejal en el Ayuntamiento de Mislata, Salvador García de la Mota, han criticado que la EMT “elimine el servicio de transporte público en aquellos municipios del área metropolitana que no abonen un determinado canon”.
Desde EU han alertado de que el concejal de Tráfico y responsable de la empresa pública quiere suprimir el servicio que la EMT presta en poblaciones del área metropolitana como Mislata. Según ha sabido Hortanoticias.com, los autobuses que salen de Valencia suponen un gasto para la empresa de unos 500.000 euros.

Así, desde 2010 se está negociando con diversos consistorios de l’Horta la posibilidad de que colaboren en el gasto que supone para el Ayuntamiento de Valencia llevar sus autobuses hasta sus términos municipales. Al parecer, en el caso de Mislata, donde tienen parada las líneas 7 y 29, el Ayuntamiento de Valencia pidió a su homólogo de l’Horta Sud el pago de 200.000 euros anuales, aproximadamente.

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de este municipio quiso conocer de manos de su alcalde los pormenores y las consecuencias que para el servicio de autobuses tendría el hecho de que Mislata no pudiera hacer frente al pago, sin embargo, y ante la falta de información recibida desde la capital, la Coordinadora ya ha solicitado una reunión con el concejal de Valencia Alfonso Novo.

Novo ha contestado a las declaraciones realizadas por EU asegurando que “en ningún momento se ha amenazado a ningún municipio, y menos se les obliga a pagar una tasa para mantener el servicio público. Lo que se ha puesto de manifiesto por parte de EMT es la necesidad de que los ayuntamientos que se benefician del transporte público que presta EMT participen en la financiación del coste de la prestación del servicio en la medida que les corresponde, como lo hacen los ciudadanos de Valencia”.

Pese a ello, el pasado mes de noviembre, la EMT suprimió dos paradas de la línea 70 que llegaba hasta Alboraya y ahora el servicio de autobús sólo circula por la avenida de la Orxata para dar la vuelta en la primera rotonda de Alboraya y volver a Valencia. En aquel momento, el Ayuntamiento de esta localidad informó de que la modificación de la línea se debió a que no podía afrontar el pago de 170.000 euros anuales que le exigía Valencia por mantener el recorrido como hasta entonces.

Novo ha justificado la medida en el hecho de que, “desde que el metro está actuando en Mislata, hay un descenso evidente de viajeros en los autobuses de EMT, por lo que se hace inviable e inoperativo la duplicidad del servicio de transporte público y obliga a replantear la prestación de un mismo servicio con dos operadores distintos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here