Escasa polémica y pocas referencias a Blanco en el primer pleno de Burjassot tras la dimisión del ex concejal de EU

0
78

Burjassot. AyuntamientoEl pleno del Ayuntamiento de Burjassot celebrado ayer ha sido el primero tras la renuncia del ya ex concejal de EU José Blanco después de que la semana pasada fuera detenido e imputado por un supuesto delito de coacciones y acoso. El primer punto del orden del día fue tomar en consideración su renuncia y, después de eso, a penas sí hubo recuerdo para el ex edil en una pregunta que hizo el grupo popular solicitando al Gobierno municipal que compartiera toda la información que fuera conociendo sobre la causa.

A parte de eso, Blanco, socio de Gobierno del PSPV durante los últimos siete años, los últimos tres también con el Bloc-Compromís, no tuvo cabida en la sesión plenaria, por otra parte, corta y sin polémicos debates más allá de una oposición del PP por “cuestiones de forma” a la moción socialista solicitando a la Generalitat que no recurra el fallo que anula el copago a discapacitados y dependientes y que devuelva a los usuarios la cantidad que han pagado por este concepto cuanto antes. Finalmente, la moción fue aprobada con los votos de Compromís y PSPV.

Entre los asuntos tratados en el pleno, se aprobó el segundo convenio colectivo de la empresa pública Cemef que se ha conseguido redactar y consensuar con todas las partes implicadas después de meses de “ardua negociación”, según reconoció el concejal responsable, Emili Altur, entre los representantes de los sindicatos y de la dirección de la empresa. El alcalde, Rafa García, felicitó a Altur por el trabajo y agradeció a los trabajadores el esfuerzo que han realizado para consensuar el convenio colectivo.

También se aprobaron por unanimidad una propuesta de convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y los vendedores del mercado municipal (Codemer), similar al que ya existe entre el Consistorio y los comerciantes del pueblo, y una moción de Compromís para solicitar al Gobierno central que desestime el indulto al ex presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. Esta última también con el voto favorable del PP, que cambió su decisión de abstenerse manifestada en la comisión informativa.

Los votos de PSPV y Compromís sirvieron, sin embargo, para desestimar una moción del grupo popular que pedía la retirada de la suscripción que el Ayuntamiento mantiene con el semanario El Temps por considerar que tiene “postulados que van en contra de las señas de identidad” valencianas al defender, según el PP, el independentismo de Cataluña, la unidad dels Països Catalans y la unidad lingüística catalana en todos esos territorios en los que se incluye la Comunitat Valenciana.

El PP pedía que el dinero de esa suscripción (unos 435 euros anuales) se destinara a la partida de Servicios Sociales. La concejal de la oficina de Promoció Lingüística, Lluna Árias, de quien depende la suscripción de esta revista en valenciano, respondió que es la única revista de actualidad escrita en lengua valenciana según la definición de la Academia Valenciana de la Lengua y que, por tanto, es el único medio con el que cuentan en los institutos y en la biblioteca para trabajar con textos de actualidad en valenciano. Además, añadió que pretende ampliar esa suscripción también al IES Comarcal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here