¿Es un buen momento para comprarle un piso al banco?

0
301

Decir que la crisis comienza a desaparecer va dejando de ser ya un delirio optimista para convertirse en una realidad. Cada día más personas parecen recuperar la fé en el mercado y a reconciliarse con las entidades financieras. Desde luego, una de las formas favoritas de los españoles para salir de la crisis es ignorarla, y en muchos casos esto da resultado, ya que con los pequeños empujones de estas personas que no tienen miedo a invertir en su futuro o a darle un voto de confianza a la bolsa la economía vuelve a fluir.

Siempre habrá familias que necesiten un piso, pero las consecuencias de esta crisis perduran y hacerse con una hipoteca es ahora un compromiso mayor, sobretodo para jóvenes que desean independizarse, lo que hace que muchas personas opten por el alquiler o la vivienda compartida, presos de un futuro incierto. Sin embargo, hacerse con un apartamento propio sigue siendo una fase primordial en la vida de cualquiera, una estabilidad necesaria, y a los bancos les interesa más que a nadie que esa confianza vuelva.

Como mencionamos antes, la crisis obligó a muchos a abandonar sus viviendas, pasando a ser finalmente propiedad de estos bancos que necesitan vender rápidamente los inmuebles, ya que de lo contrario acabarían perdiendo grandes sumas de dinero. Por ello, ofrecen ahora muchas ayudas de las que los clientes se pueden beneficiar al adquirir una de las muchas viviendas que las entidades han acumulado. A continuación se expondrán varias razones por las que realizar esta inversión en 2017 puede ser una buena idea.

La gran variedad de viviendas de bancos y localizaciones es inmensa, superando la de muchas inmobiliarias. Es muy probable que en casi cualquier zona donde el cliente desee residir se encuentre una vivienda a su disposición, algo que se puede comprobar fácilmente desde cualquier buscador online. La Costa del Sol y otras regiones costeras se han convertido en uno de los lugares favoritos de los españoles y extranjeros para establecerse. En estas zonas hubo mucha actividad constructora y se pueden encontrar grandes descuentos en bloques de pisos, algunos de ellos nuevos, en pequeñas localidades o incluso no muy lejos de la línea de playa.

Muchas entidades ofrecen un “cheque reforma” que en ocasiones puede llegar a los 5.000 euros. Para agilizar al máximo este proceso y hacerlo fácil y accesible a todos, los bancos suelen financiar los gastos de compra, tales como la gestoría o el registro. Se pone a disposición del comprador una financiación total de la tasación de la vivienda incluso sin aval con un largo plazo de amortización, lo que se convierte en una interesante ventaja para clientes con los ahorros justos. A los inmuebles que proceden de adjudicaciones se les suele aplicar un importante descuento, y el comprador suele contar con poder de negociación. El aplazamiento de pagos se vuelve más flexible que nunca, y alegando la carencia de capital el banco puede reducir hasta un 60% la cuota mensual.

Deshacerse de los activos dañados es primordial para los bancos, y por ello ofrecen estas ayudas y descuentos agresivos para acelerar el proceso. No obstante, no hay que olvidar nunca leer la letra pequeña, ser bien aconsejado y tener cuidado con las famosas cláusulas suelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here