En 5 años, el número de parados se multiplica por tres, las ayudas sociales, por dos y las inversiones superan los 100 millones

0
26

Paterna ha celebrado su primera debate sobre el estado de la villa desde que el PP accedió al poder en 2007. Las intervenciones de los cuatro grupos políticos y del alcalde, Lorenzo Agustí, se han centrado en los logros o fracasos, según el caso, cosechados durante estos últimos cinco años y los datos arrojan un panorama bien diferente: el número de parados se ha triplicado, las ayudas sociales se han doblado y se han realizado obras por más de 109 millones de euros.
El pleno extraordinario para debatir sobre el estado del municipio había sido solicitado por los concejales del grupo socialista pero Agustí ha reconocido, al final del mismo, que era una “buena idea” y que piensa “repetirlo” habitualmente. Quizá se haya visto ganador en esta primera batalla después de un intenso ejercicio de efectivos despejes a las furibundas críticas lanzadas por la oposición sobre su gestión durante estos cinco años. La táctica de Agustí ha sido atribuir la culpa de muchas de esas cuestiones a sus predecesores en el cargo y sacar a colación las sombras que sobrevolaron los gobiernos del PSPV-EU de principios de la década pasada.

La sesión ha comenzado con la exposición de motivos del PSPV para solicitar este pleno extraordinario que su portavoz, Juan Antonio Sagredo, ha justificado por la necesidad de poner al alcance de los vecinos el estado de proyectos, servicios y, en definitiva, de la situación económica y social del municipio.

Agustí ha tomado entonces la palabra para exponer las virtudes de sus cinco años de gobierno. Tras argumentar que los ingresos del Consistorio han caído en cinco millones desde 2009 y los ingresos por habitante se han reducido un 16% en ese periodo, Agustí ha justificado la política de “contención del gasto” llevada a cabo por su equipo de Gobierno que ha reducido el presupuesto en cerca de 20 millones de euros desde los 67, 3 millones de 2010 hasta los 49 millones en Gastos que contempla el proyecto de presupuestos de 2013.

El alcalde ha enumerado hitos como el “esfuerzo inversor en infraestructuras” que ha cifrado en más de 109 millones de euros así como el incremento en un 100% de las ayudas sociales y las ayudas en educación para las familias del municipio. También se ha referido a la reforma de colegios, la inauguración de nuevos institutos, el Auditorio, centros de salud, la mejora de servicios públicos a través de la empresa municipal Gespa, la creación del Defensor del Ciudadano o de la Oficina de mediación hipotecaria, entre otros.

A partir de ahí, ha reconocido que su propuesta para mejorar la situación económica del municipio se basa en la Inversión Directa Extranjera que, en opinión del PP, es la única opción viable para generar empleo y riqueza en Paterna. “En toda Europa están deseando acoger empresas de los llamados países emergentes y vamos a intentar adelantarnos a todos”, ha dicho Agustí queriendo justificar así sus proyectos como Puerto Ademuz, la llegada de Bauhaus o el proyecto de Zona Franca.

Participación, tasa de basuras y villa romana

Los grupos de la oposición han aprovechado el pleno para poner sobre la mesa lo que consideran las grandes carencias de la Paterna actual después de cinco años de Gobierno del PP y sus “fracasos” de gestión.

EU ha acusado al Ayuntamiento de acabar con la participación ciudadana, de falta de transparencia en su gestión, de dejar de lado el tejido productivo local a favor de una política de ‘Bienvenido Mr. Marshall’ en referencia a la búsqueda de inversión extranjera, de dejar desamparado a los vecinos por no enfrentarse a los culpables de la crisis y de provocar el empobrecimiento de la población por tener que pagar la deuda a las entidades bancarias.

La portavoz de Compromís, Loles Ripoll, ha sacado a colación cuestiones como la sentencia del Supremo que declara legal la tasa de basuras que Agustí derogó cuando llegó al poder y que fue una de sus grandes bazas electorales en 2007, las dudas sobre prevaricación en la tramitación del PAI del Sector Río, la desprotección del yacimiento de la Villa Romana, el “pelotazo” urbanístico de los terrenos del Valencia Club de Fútbol o el documento inicial para la revisión del Plan General que, según Ripoll, “está hecho a medida de los promotores de Puerto Ademuz”.

Por su parte, el PSPV ha coincidido en resaltar el caso de la tasa de basuras que instauró el último Gobierno de Borruey y ha añadido como “fracaso” de la gestión de Agustí que la empresa municipal Sumpa se encuentre en concurso de acreedores. Su portavoz, Juan Antonio Sagredo, también se ha referido a cuestiones como el despido de la mayoría de interinos del Ayuntamiento y los recortes en personal que han afectado a la calidad de los servicios o el cierre del Colegio Mayor Universitario de La Coma.

Tras las críticas, han llegado las propuestas. Tanto EU como Compromís han enumerado una serie de medidas que ya habían presentado en forma de mociones a lo largo de esta legislatura. Por su parte, el PSPV ha anunciado que presentará al equipo de Gobierno un documento dividido en tres partes (Empresas y Empleo; Ayudas Sociales y Ciudadanos, Servicios e Infraestructuras) que recoge las líneas básicas de su modelo de ciudad.

Al respecto, el alcalde ha anunciado que “el 2 de enero de 2013, el equipo de Gobierno presentará un Plan Estratégico que defina el modelo de Paterna que busca el PP hasta 2015 y que estará basado en la “sostenibilidad económica y social”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here