¿El Valencia CF en manos de un fondo de inversión?

0
69

Las grandes fortunas han fijado su punto de interés en el fútbol en los últimos años. La Premier League es el ejemplo paradigmático de la influencia de estos inversores en las competiciones domésticas. Ahora un fondo inversor estadounidense sueña con hacerse con las riendas del Valencia CF y, tras sanear sus cuentas, hacerlo competir de igual a igual con Barça y Real Madrid.

Valencia CF. Nuevo Mestalla

Según informaba el diario Levante en su edición del lunes 2 de diciembre, un potente fondo inversor norteamericano tiene preparados 440 millones de euros para comprar el Valencia CF, sanear sus deudas, terminar el nuevo Mestalla e invertir luego 80 millones por temporada en fichajes para hacer competir de poder a poder al club valenciano con los grandes transatlánticos del Barça y el Madrid. La noticia, adelantada por un abogado valenciano que representa los intereses del fondo estadounidense en España, está todavía lejos de ser una realidad ante la falta de respuesta por parte del club.

No obstante, es un buen momento para repasar otros casos en los que fondos de inversión y grandes fortunas se han hecho con el mando de clubes europeos con diferentes resultados. Los ejemplos más paradigmáticos los encontramos en la Premier, la competición doméstica que más ha atraído al capital exterior para invertir en sus equipos. Y el caso más parecido al del Valencia lo podemos encontrar en el Arsenal, un club que pasó a principios de la década a manos del norteamericano Stan Kroenke, que tras pagar la deuda contraída por la construcción del Emirates Stadium, ha vuelto a invertir este año con fuerza y tiene al club gunner como líder indiscutible de la Premier.

Valencia CF. Malaga CF. Pelegrini

Otros grandes de la liga británica también son propiedad de capital extranjero. Tal es el caso del Manchester United, en manos del también estadounidense Malcolm Glazer, y del Chelsea o el Manchester City. Estos dos últimos son el claro ejemplo de inyecciones de capital que convierten a equipos de media tabla en grandes de Europa de la noche a la mañana. Primero fue el Chelsea, que de la mano de los millones de Roman Abramovich, se convirtió en un eterno candidato a la Champions League (que finalmente conquistó en 2012). Y posteriormente del City, que con el dinero de un grupo inversor saudí encabezado por  Mansour bin Zayed Al-Nahyan ya ha sido capaz de levantar una Premier y ahora busca bajo el mando de Manuel Pellegrini y con una pléyade de estrellas en el césped trasladar su nueva grandeza a Europa.

Los casos de Francia, Alemania y España

Los ejemplos de clubes comprados por capital extranjero se multiplican en los últimos años como demuestra el auge de la Liga Francesa, una competición hasta hace nada secundaria en el panorama europeo. Qatar Investment Authority, bajo la presidencia de Nasser Al-Khelaifi, ha llenado el Parque de los Príncipes de París de estrellas del fútbol mundial y ha convertido a su PSG en el dominador de la Ligue 1 y en un serio candidato a alzarse con la Champions League. Y a su espalda, florece el Mónaco, que con los petrodólares del millonario ruso Dymitry Rybolovlev ha regresado a la máxima categoría del fútbol francés con futbolistas como Falcao en sus filas.

Casos como el del PSG o el Chelsea nunca podrían darse en Alemania, donde la regla del ‘50+1’ impide a cualquier inversor extranjero hacerse con más del 49% de las acciones de un club alemán, dejando siempre el 51% restante en manos de una asociación sin ánimo de lucro. En España, por su parte, los ejemplos de inversión extranjera en clubes de fútbol son hasta la fecha escasos y más bien decepcionantes. No cabe recordar cómo acabó el caso de Dimitri Piterman en el Racing de Santander (club que ha estado varias veces al borde de la desaparición). O, más recientemente y todavía de plena actualidad, la inversión del jeque Abdullah Al Thani en el Málaga. Que empezó muy bien, con el club fichando a grandes jugadores y haciendo grandes temporadas en España y en Europa, pero que ha perdido fuelle en la última temporada con la venta de algunas de las piezas básicas del gran Málaga de la temporada 2012-2013.

Adrián Cordellat | @acordellat | Periodista | Social Media Manager en Soma Comunicación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here