El Valencia Basket desborda pese a las bajas al ICL Manresa (83-56)

El Valencia Basket sumó hoy una nueva victoria la ACB ante un perdido ICL Manresa al que desbordó con sus continuos certeros contraataques, con los que obtuvo premio a su intensa defensa y a su absoluto dominio del rebote en su canasta.

Valencia Basket ICL Manresa Lucic

Lucic fue uno de los destacados del Valencia Basket

Pese a las bajas de Fernando San Emeterio y Bojan Dubljevic, el Valencia firmó un partido redondo, especialmente en defensa, que castigó la irregularidad de un Manresa que tuvo un buen momento en el segundo cuarto y que mejoró en la segunda parte pero que firmó su sexta derrota consecutiva.

El acierto en el tiro marcó un inicio igualado en cuanto al juego. Las dos primeras canasta de Sikma lanzaron a un Valencia que se disparó en el marcador sacando partido también a la movilidad de Trias pero, sobre todo, gracias a la mala puntería visitante.

El equipo catalán, agobiado por la agresiva defensa de los locales, erró siete de sus primeros ocho tiros, perdió confianza, balones y se encontró catorce puntos por debajo en el marcador cuando aún no se habían disputado cinco minutos del partido.(16-2, m.4).

Un tiempo muerto de Ibon Navarro había animado a los suyos a buscar constantemente a Musli cerca del aro y aunque lograron conectarse al partido los efectos de esta decisión se vieron parcialmente neutralizado por las acciones de Trias, que aprovechó los minutos que le dieron la baja de Dubljevic y los problemas físicos de Hamilton.

La segunda falta de Musli le llevó al banquillo pero los visitantes ya se habían metido en el encuentro. Álex Hernández supo dirigir sus ataques pese a que la defensa local le obligaba a jugar lejos de la línea de 6’75 y el despertar anotador de Simon permitió al Manresa estrechar el marcador (27-23, m.12).

Pero el Valencia no se puso nervioso, de hecho Pedro Martínez ni pidió tiempo muerto. Se agarró a su pegajosa defensa y a su gran lectura de los ‘dos contra uno’, explotó al máximo los contraataques que se ganó con sus robos y cuando Sikma volvió a la pista y Hamilton se entonó abrió una gran brecha que no dejó de crecer hasta el descanso (52-32, m.20).

Con el encuentro prácticamente perdido pero la posibilidad de recibir una humillante derrota, Ibon Navarro echó mano del veterano Román Montáñez, inédito en la primera parte, para poner orden en su equipo y un parcial inicial de 2-7 le permitió al menos regresar al parquet con una mejor cara.

La seriedad del veterano escolta y el ímpetu de Juan José García permitió al Manresa cerrar el tercer cuarto sin haber visto apenas aumentada su desventaja y eso que el Valencia no se relajó.

Sus buenas costumbres le permiten mantener una buena dinámica aunque cambien los nombres e incluso las posiciones y su buena circulación de balón siguió mareando a la defensa visitante (73-46, m.33).

Pese a estar el encuentro totalmente decidido la ágil dirección de Diot y las ganas de un acertado Trias mantuvieron en tensión al Valencia hasta el final del choque y la única concesión local fue el debut del canterano Miguel Martínez en los últimos treinta segundos.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *