Quantcast

El TSJCV pide ‘comarcalizar’ los juzgados de Violencia sobre la Mujer y unir los de Catarroja y Torrent y derivar los casos de Mislata a Valencia

La Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha aprobado un informe en el que cifra en 68 las plazas judiciales nuevas que necesita la Comunitat Valenciana para normalizar la situación de los juzgados unipersonales y tribunales colegiados del territorio. Además, propone comarcalizar los juzgados de Violencia sobre la Mujer uniendo los de Catarroja y Torrent y derivando los casos correspondientes a Mislata a los juzgados de Valencia.

El concreto, el Alto Tribunal Valenciano reclama 5 magistrados para el TSJ y 12 para las Audiencias Provinciales de Valencia, Alicante y Castellón. Además, considera necesario crear cuatro nuevos juzgados de lo Mercantil, una de las jurisdicciones que más ha visto incrementada su carga de trabajo en los últimos años como consecuencia de la crisis económica.

Según el documento, que ha sido elevado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), la Comunidad necesita 15 jueces más en los juzgados mixtos (Primer Instancia e Instrucción) de las tres provincias, y 13 en los Primera Instancia de las tres capitales. El TSJ pide, además, 9 jueces de lo Social, 7 de lo Penal, 1 de lo Contencioso, 1 de Instrucción y un Registro Civil exclusivo en Elche.

La Sala, en la línea en la que ya se manifestó el Servicio de Inspección del CGPJ, incide en su informe en la necesidad de transformar en Torrevieja un Juzgado de Instrucción en un Primera Instancia “teniendo en consideración que la situación existente en la jurisdicción civil es estructural y el volumen de entrada de asuntos no puede ser asumido por tres Juzgados”.

Además, y atendiendo a la carga de trabajo, el TSJCV defiende la unificación en un solo partido judicial de los de Nules y Vila-Real ”manteniendo el aprovechamiento de las dos sedes judiciales: en una de ellas se asentarían los juzgados con competencias penales (Juzgados de Instrucción) y en la otra los civiles (Juzgados de Primera Instancia)”.

La medida anterior llevaría aparejada la “inaplazable” comarcalización del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Vila-Real, para que su competencia se extienda también al partido judicial de Nules.

Según la Sala, la comarcalización de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer podría ser “conveniente también en los partidos judiciales de Benidorm (con Vila-Joiosa), Torrent (con Catarroja) y Alicante (con San Vicente del Raspeig) o la asunción de la violencia de género del partido de Mislata por los Juzgados de Valencia. En general la comarcalización debe llevarse a cabo en todos aquellos partidos judiciales colindantes en que se considere conveniente y redunde en eficacia y mejor funcionamiento de los juzgados”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *