El sueño granota de la Copa del Rey se esfuma en 45 minutos

0
90
Levante UD. FC Barcelona. Copa del Rey. Foto: Jorge Ramírez / Levante UD

El sueño granota de llegar a las semifinales de la Copa del Rey se acabo, salvo hecatombe blaugran en la vuelta. Durante 45 minutos, el Levante UD asfixió al Barça presionando a su mismísima línea de creación. Los hombres del ‘Tata’ Martino no podían pensar y cuando el esférico llegaba a la delantera, la defensa granota conjuraba el peligro con una solidez que asustaba.

El guión del partido liguero del pasado fin de semana se iba desarrollando de forma idéntica al encuentro liguero. Xumetra, a pase magistral de David Barral, cogía la directa en solitario hacia la portería de Pinto a las primeras de cambio, y sólo la falta de convicción evitó que el delantero granota adelantara a su equipo. El disparo le salió flojo y a las manos del guardameta del Barça.

Los culés, por el contrario, seguían sin ritmo, sin conexión entre líneas y sin pase. Pero el Barça es el Barça, y antes de los primeros cinco minutos de juego ya habían disparado al palo de la portería defendida en esta ocasión por Javi Jiménez. Pedro fue el autor del disparo, pero la suerte de los campeones estaba del lado granota.

Poco después, El Zhar fue derribado en el área barcelonista, pero el colegiado Hernández Hernández no interpretó la jugada como punible, lo que provocó la ira de Orriols. Pero lo más importante es que la acción estaba en el área culé, y no en la contraria.

El Zhar,  autor del gol granota. Foto: Jorge Ramírez / Levante UD

Barral también tuvo la suya, cuando le hizo un sombrero a Bartra que el catalán intentó atajar con la mano. El colegiado pitó falta y le sacó la amarilla al jugador del Barça, pero el disparo posterior de Sérgio Pinto golpeó en la mano de nuevo de Bartra dentro del área y el árbitro no lo vio.

Y en el minuto 31, El Zhar recogía el rechace de la defensa culé en un saque de falta para ametrallar a Pinto, que pudo con el primer remate pero no con el segundo. El Levante se ponía por delante en el marcador y el Ciutat de Valencia estallaba de júbilo.

El estadio comenzó a disfrutar con su equipo, viendo cómo la defensa solventaba sin problemas las acometidas blaugranas, además de la facilidad con que desarrollaban su juego Xumetra, Barral y El Zhar. Los hombres de Caparrós estaban a todas y recuperaban el balón con rapidez, provocando la sensación de que el Barça no encontraba a sus propios hombres por el Ciutat de Valencia. En éstas, el silbato del árbitro despertó a los azulgranas de su pesadilla mandándolos de camino a los vestuarios.

Nunca un descanso hizo tanto por un equipo. Los catalanes salieron en la segunda mitad con otro aire, más ritmo, más sueltos y con más pase. Pero la defensa granota seguía siendo infranqueable… hasta el minuto 53. Un disparo lejano obligaba a la estirada de Javi Jiménez, quedando el balón suelto para que Vyntra, al intentar despejar, impactara el balón en las piernas de Juanfran con tan mala suerte que éste acababa en las redes de la portería granota.

Parecía increíble que una defensa tan ordenada cayera de una forma tan infantil en un error tonto con tan pésimas consecuencias. Pero así fue. El gol del empate para el Barça lo fabricó por entero la defensa granota. Ya nada fue igual desde el mazazo del 1-1.

El Levante desapareció del campo desde ese momento y el Barça supo agradecer el regalo volviendo a ser el de siempre. Messi se desperezó definitivamente y se fue a por el partido, no como de costumbre -esto es, a pase de goles-, sino ejerciendo de auténtico angel de la guarda de Christian Tello. Hasta en tres ocasiones le sirvió en bandeja el gol, con pases medidos que dejaron en clara franquicia al joven canterano para que éste consiguiera un hat trick, en tres jugadas prácticamente calcadas: pase cruzado de derecha a izquierda en profundidad y remate de Tello a las redes.

Aunque cierto es que el tercer tanto culé no debió subir al marcador. Messi sacaba tan rápido una falta que ni lo hizo desde el punto en que tocaba, ni el esférico llegó a estar parado. El pase directo del astro argentino llegaba a Tello para que éste transformara el tercer tanto culé.

Con el cuarto gol, Orriols ya se había rendido a la evidencia: el Barça, muy lejos de su mejor versión, se había cobrado su presa gracias a un golpe de suerte -fatalidad para los locales- que le puso las cosas muy fáciles de cara al partido de vuelta, que se jugará en cualquier caso el miércoles de la semana que viene. Después sólo tuvo que encomendarse a la genialidad de Messi, que dio el pase perfecto las veces que hacía falta para completar la goleada.

Caparrós, en rueda de prensa posterior al partido, manifestaba  que el conjunto levantinista había competido bien, aunque “a raíz del gol desafortunado, el equipo no ha jugado al cien por cien. Nos ha afectado ese primer gol; nos ha matado”.

Ficha Técnica

Levante UD (1): Javi Jiménez, Nagore, Vyntra, Juanfran, El Adoua, Nikos, Sergio, Camarasa, Xumetra (Pedro Ríos, m.62), El Zhar (Nong, m.77) y Barral (Ángel, m.72).

FC Barcelona (4): Pinto, Dani Alves, Puyol (Mascherano, m.57), Bartra, Adriano; Xavi, Song, Sergi Roberto; Tello, Messi y Pedro (Alexis, m.77).

Goles: 1-0, m.31: El Zhar. 1-1, m.53: Juanfran, en propia puerta. 1-2, m.60: Tello. 1-3, m.81: Tello. 1-4, m.87: Tello.

Árbitro: Hernández Hernández, del colegio canario. Mostró tarjetas amarillas a Nagore por el Levante, y a Bartra y Adriano por el Barça.

Incidencias: Partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el estadio ‘Ciutat de Valencia’ ante 18.852 espectadores.

Hortanoticias | Javier Furió | VLCNoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here