El Servicio de Investigación Prehistórica del Museo de Prehistoria de la Diputación excava un año más en la Lloma de Betxí

0
22

Un año más, el Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) del Museo de Prehistoria de la Diputación de Valencia continúa con el programa de excavaciones. La Bastida de les Alcusses en Moixent, el poblado de la Carència en Turís, L’Alborcer en la Font de la Figuera, la Lloma de Betxí en Paterna, la Cova del Bolomor de Tavernes de la Valldigna y la Casa Cabeza en Requena son las prospecciones que están programadas para este verano.
El plan para 2012 cuenta con un presupuesto total de 60.000 euros que se reparte en seis proyectos de excavación y cuatro actividades de limpieza y mantenimiento.

Los proyectos siguen las líneas de investigación y periodos arqueológicos de años precedentes, “se efectúan pocas excavaciones porque no son muy vistosas, ya que es un trabajo muy lento de varios años, pero dan mucha información”, asegura Helena Bonet directora del Museo de Prehistoria. El Servicio de Investigación presenta así un programa de actuaciones en yacimientos valencianos, que abarca un amplio cuadro cronológico, que va desde el paleolítico inferior hasta la época romana. La campaña de este año se viene desarrollando desde principios del mes de julio y está previsto que el último proyecto concluya a finales del mes de septiembre. “La Diputación arropa con estos proyectos la investigación de nuestra historia”, asegura Mª Jesús Puchalt, diputada de Cultura.

El Museo de Prehistoria de Valencia cuenta con una sólida línea de investigación que se lleva a cabo desde el Servicio de Investigación Prehistórica del museo, que se creó en 1927. Este departamento tiene como objetivos la excavación, conservación, protección y difusión del patrimonio valenciano. Para Helena Bonet, “las investigaciones son necesarias para entender los orígenes de la civilización en tierras valencianas y porque sin investigación no hay difusión del patrimonio”.

La mayoría de los equipos de trabajo están formados por jóvenes estudiantes y licenciados que colaboran a modo de excavaciones formativas con el objetivo de aprender y complementar sus estudios. Al grupo se les paga la comida y el transporte para que puedan colaborar sin que les suponga coste alguno. En el día a día, los alumnos, además de excavar, realizan labores de documentación del material completando fichas con una metodología específica, y también, realizan fotografías para completar el trabajo de campo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here