Quantcast

El ruido en los colegios provoca trastornos en la voz a casi la mitad de los niños en edad escolar

Casi la mitad de los niños en edad escolar presenta trastornos de la voz, como las afonías, y, aunque para la mayoría de ellos se trata de problemas transitorios, puede haber factores añadidos que hagan que se cronifiquen y agraven, tal y como alertan desde la Unidad de Voz del Hospital de Manises que cada año, con el inicio del curso escolar, ve aumentadas las consultas por parte de los padres.

Así, destacan los especialistas, es necesario estudiar si existen inflamaciones crónicas como rinitis o bronquitis que favorezcan la inflamación de la mucosa. “Al mismo tiempo identificamos lesiones de las cuerdas vocales, como son los nódulos, mediante pruebas específicas como la fibroscopia o la estroboscopia, pruebas que ponen de manifiesto si existe algún daño o se trata de un sobresfuerzo vocal”, aclara Ángeles Fortea, otorrinolaringóloga de la unidad de voz.

Consultar a un foniatra e iniciar un tratamiento rehabilitador es esencial para atajar este problema, según los expertos. “En muchos de estos casos es suficiente con que el niño adquiera unos buenos hábitos de higiene vocal y controlemos el nivel de ruido al que está expuesto”, explica la doctora Fortea. En otros casos, entre el foniatra  y el Servicio de Otorrinolaringología determinan qué niños necesitan únicamente unas pautas de higiene vocal, y cuales necesitan alguna intervención por parte de su logopeda escolar o un apoyo por parte de los especialistas.

Y es que, tal y como señalan los profesionales del Hospital de Manises, “rabietas, llantos, juegos y ruido ambiental son los principales factores externos que pueden ocasionar que un niño fuerce la voz”, señala la especialista.

Entorno escolar ruidoso

Hay que tener en cuenta que con el inicio del curso escolar “el nivel de ruido al que está sometido el niño se agrava, lo que ocasiona un aumento del número de consultas” indica la doctora de la Unidad de Voz.

El principal problema que suele causar estas disfunciones en la voz de los escolares es el elevado  nivel de ruido en su entorno escolar.  “En el patio, el comedor o los pasillos existe un grado importante de competitividad y excitación, esto puede provocar que aquellos niños que tengan una mínima lesión en sus cuerdas vocales tengan un agravamiento y lleguen a presentar alguna disfonía,” asegura Blanca Sandoval, médico rehabilitadora especialista en Foniatría del centro hospitalario.

Pero no solo los niños se ven afectados por este tipo de disfunciones, casi la mitad de los profesores presentan algún tipo de problema de la voz al hablar.

¿Qué hacer si mi hijo está afónico?

En la mayoría de los casos de los niños en edad escolar, el tratamiento es rehabilitador y se basa en adoptar unos hábitos saludables en cuanto a la postura y la respiración. “Es fundamental para que la voz salga fluida y sin esfuerzo que los niños mantengan una postura correcta. Porque si no, el niño tiende a avanzar la cabeza y puede provocar una deformación de la laringe que hará que fuerce la voz”, explica Myriam Rubio, Logopeda de la Unidad de la Voz. En cuanto a la respiración se deben respetar las pausas al hablar, generando el aire de manera adecuada para terminar las frases sin esfuerzos, explican desde las logopedas del equipo.

Involucrar a los padres en el tratamiento es básico, por ello  “se les suelen dar una serie de pautas domiciliarias que pueden ser muy beneficiosas, como hablarles desde una distancia corta, evitar hablarles en voz alta, supervisar el volumen de aparatos electrónicos, evitar cambios bruscos de temperatura o buscar juegos sosegados que les inviten a hablar con tranquilidad”, señala Ángeles Fortea.

Sobre la “Unidad de Voz” del Hospital de Manises

Las alteraciones de la voz son uno de los motivos de consulta más frecuentes. En el Hospital de Manises se producen al año más de 5.000 consultas, la tercera parte corresponden a niños con problemas vocales. La mayor parte de estas consultas se deben a problemas agudos que pueden resolverse con un cambio de hábitos. Del total de casos, un 20% se remiten a la Unidad de Voz del hospital para un estudio más en profundidad.

La Unidad de Voz del Hospital de Manises está formada por médicos otorrinolaringólogos, rehabilitadores, así como logopedas. Dentro del departamento trabajan multitud de profesionales que dan un tratamiento personalizado a cada paciente, trabajando de forma conjunta y coordinada entre cada uno de los departamentos participantes.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *