El Puig quiere recuperar la denominación de Puig de Santa María que le otorgó Jaume I hace 775 años

0
84

El Ayuntamiento del Puig ha aprobado de manera provisional el cambio de denominación del municipio por el de El Puig de Santa María. Nombre por el que fue bautizado por Jaume I cuando inició desde esta localidad la reconquista de Valencia. Precisamente, en este 2012 se cumplirá el 775 aniversario de este hecho.
En el pleno del 1 de marzo se iniciaron los trámites administrativos para conseguir el cambio de nombre. El expediente pasará ahora a Conselleria y al Consell Valencià de Cultura que serán los que tengan que dar el visto bueno final.

La propuesta ha ido acompañada de un informe firmado por el historiador y filósofo Julio Badenes que, citando el famoso ‘Llibre dels feits’ de Jaume I, otorga al ‘Conquistador’ la decisión de haber rebautizado el municipio con un nombre que describiera su nueva realidad cristiana (El Puig de Santa María).

“Con esta medida hemos querido honrar la historia y la figura del gran monarca”, ha asegurado el alcalde, José Miguel Tolosa. Una honra que llega precisamente en el año que se cumple el 775 aniversario de la estancia de Jaume I en El Puig, desde donde coordinó la reconquista de la ciudad de Valencia en 1237.

Devoción por Santa María

Según el historiador Julio Badenes, el Conquistador aragonés deja claro que la nueva denominación indica el nacimiento de una realidad totalmente diferente con respecto a la anterior cultura musulmana. Los sarracenos llamaban Enesa al lugar y los cristianos, Puig de Cebolla, ambas denominaciones significan montaña, collado.

Una vez decidido el topónimo cristiano, las razones por las que Jaime I elige el nombre de Santa María son diversas. Por un lado, Jaime I profesa una gran devoción por la Virgen como se demuestra en numerosas ocasiones.

El otro motivo, según Badenes, es el descubrimiento de la imagen de la Virgen que se venera en la Iglesia del Monasterio de la localidad. Relacionado con este hecho, es interesante observar cómo las donaciones hechas por el rey el día 1 de julio de 1237 a Artal de Luna y el 1 de agosto de 1237 a Rodrigo Jiménez de Lusia están fechadas ‘apud castrum de Cebolla’ y, sin embargo, a partir del 24 de enero de 1238, los documentos vienen firmados ‘apud podio Sanctae Mariae’ que, traducido, es ‘en El Puig de Santa María’. La razón de este cambio de nombre es el hallazgo o la presencia de la imagen artística de la Madre de Diez del Puig durante este intervalo de tiempo entre 1237 y 1238.

En el informe, el historiador y filósofo concluye que El Puig de Santa María fue un lugar especial para Jaume I pues es la única población de la zona a la que el rey decide, por iniciativa propia, ponerle un nuevo topónimo “a modo de estandarte o símbolo que representará el nuevo Reino de Valencia”, explica Badenes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here