El PSPV rechaza la subida de la tasa del agua en un 11% aprobada por el Emshi y exige a Industria que lo impida

0
35

Los representantes del PSPV-PSOE en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI) han manifestado su oposición a la subida un 11% de la tasa del agua aprobada por el PP, y han exigido a la consellera de Industria, Belén Juste, que impida que el expediente técnico siga su trámite y llegue a aplicarse.
En una rueda de prensa, el portavoz socialista en el EMSHI y alcalde de Albal, Ramón Marí, el secretario de Área Metropolitana del PSPV-PSOE en la provincia de Valencia y alcalde de Xirivella, Josep Soriano, y el concejal socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Juan Ferrer, han pedido a Juste que, como máxima responsable, impida la “injusticia” que supone la medida para los 1.500.000 usuarios de Valencia y su área metropolitana.

Los dirigentes socialistas han explicado que la Confederación Hidrológica del Júcar, dependiente del Gobierno central, ha aplicado una rebaja en el canon que cobraba por agua al EMSHI de cerca del 60%, al bajar el precio del 0, 064% al 0, 027% euros el metro cúbico. La medida, según las citadas fuentes municipales, ha sido posible tras finalizar el periodo de sequía extrema que gravó con anterioridad la tarifa para compensar al Sindicato de Regantes y Usuarios del Júcar. Para Marí, Soriano y Ferrer, “el PP ha ignorado la nueva situación que afecta a uno de los tres tramos de la factura y, además, ha aprobado con sus votos el expediente técnico que contempla una subida del 4, 5%. El resultado final es una subida del 11%”.

Josep Soriano ha denunciado el “discurso lleno de falsedades del PP”, que “en época de crisis en lugar de ayudar a los ciudadanos lo que hace es complicarles la vida y subirles las tasas e impuestos”. A su juicio el caso es “grave”, ya que “el PP ha utilizado durante mucho tiempo el agua para dividir y enfrentar a regiones” y “ahora la utiliza para recaudar dinero con el que tapar su mala gestión y situaciones deficitarias provocadas por ellos”.

El representante socialista en el EMSHI, Ramón Marí, ha explicado que el incremento del precio irá destinado a sufragar el déficit en el que se encuentra EMARSA, la empresa de depuración de aguas residuales radicada en Pinedo. Según Marí, “el PP quiere destinar este dinero que va a obtener de más del bolsillo de los ciudadanos para cubrir los gastos de un concepto por el que ya estamos pagando a través del canon de saneamiento, por lo que estamos pagando dos veces por lo mismo, lo que nos parece escandaloso porque es una doble imposición”.

Por su parte, el concejal del grupo socialista Juan Ferrer explicó que el EMSHI “le compra el agua a EMIVASA (Empresa Mixta Valenciana de Aguas) y luego la vende más cara, de forma que la entidad metropolitana se convierte en una especie de vampiro que chupa sangre”, ha argumentado. Ferrer ha explicado que los socialistas no están en contra de la actualización del precio del agua, como se hace cada año, pero remarcó que en esta ocasión la rebaja que ha hecho el gobierno central en el agua “se tendría que haber reflejado en el precio y no se ha hecho. No tiene sentido que cuando el EMSHI puede bajar el precio lo suba. Cuando hace falta que el gobierno del Partido Popular sea más sensible con los problemas de los ciudadanos, estamos pagando más”, según Ferrer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here